-

Descuartizó a su ex mujer y ocultó una pierna de ella debajo de la cama

21 de junio de 2017

El hecho ocurrió en junio del año pasado en la localidad fueguina de Tolhuin. El hombre fue condenado este miércoles a prisión perpetua por el delito de "homicidio doblemente agravado".

Un hombre fue condenado este miércoles a prisión perpetua por haber asfixiado y descuartizado a su ex pareja embarazada, Nilda Núñez, en junio del año pasado en la localidad fueguina de Tolhuin, donde los investigadores hallaron una pierna seccionada de la víctima debajo de su cama.

Se trata de Aldo Javier Núñez, de 33 años, quien es el padre de los dos pequeños hijos de la víctima, y que hoy, antes de conocerse el fallo, declaró por primera vez ante la justicia -antes sólo lo había hecho a la prensa- y aseguró ser inocente.

De hecho, el ahora condenado afirmó que él "es víctima de una confabulación" de "la policía "mafiosa de Tolhuin" a la que acusó de haber "plantado" pruebas en su contra.

Nilda Núñez
 Nilda Núñez
Nilda Núñez
Además, el hombre negó ser el padre de la criatura que su ex mujer llevaba en el vientre al momento de ser asesinada, a pesar de que esta circunstancia fue corroborada por un examen genético ordenado por la Justicia.

Sin embargo, su propio defensor público, Gustavo Ariznabarreta, había afirmado la semana pasada durante su alegato ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) de Río Grande que no tenía "argumentos" para contrarrestar las evidencias reunidas contra Núñez.

"No tengo como explicar qué hacía una de las piernas seccionadas de la víctima debajo de la cama de mi asistido, ni cómo hay restos de su ADN en un cuchillo y un par de guantes ensangrentados que él reconoció como de su propiedad ni cómo uno de sus hijos declaró que vio cuando su padre lastimaba a su madre en el baño", se sinceró Ariznabarreta.

Por su parte, el tribunal resolvió esta tarde condenar al hombre por el delito de "homicidio doblemente agravado" por haber sido cometido contra su ex cónyuge y por tratarse de una mujer, en coincidencia con el requerimiento del fiscal de juicio Eduardo Tepedino.

Nilda Núñez, de 25 años, vivía con sus dos hijos de 3 y 5 años en una casa situada en Pedro Oliva 947 de Tolhuin, donde fue vista con vida por última vez el 20 de junio de 2016.

Una amiga suya denunció la desaparición y el 2 de julio del mismo año los investigadores allanaron la vivienda y encontraron la pierna izquierda seccionada de la mujer debajo de la cama de su ex pareja, de quien se había separado unos tres meses antes.

Al continuar con los rastrillajes, el resto del cuerpo de la víctima fue encontrado en bolsas y una valija en ocultos entre unos arbustos en un turbal del barrio Los Naranjos, cercano a la vivienda de la mujer.

En tanto, la ex pareja de la víctima quedó detenida el mismo día del hallazgo luego de dar versiones contradictorias sobre qué hacía él en la casa de la mujer en momentos en que ésta se encontraba supuestamente desaparecida.

Durante la investigación, el mayor de los hijos de los Núñez -que ahora viven con sus abuelos maternos en la provincia de Formosa- declaró en Cámara Gesell que él presenció el asesinato de su madre.









Temas