Picadas libre de gluten: todo el sabor de siempre, pero sin TACC

26 de junio de 2017

Cada vez más personas eligen comer alimentos sin este componente a pesar de no ser celíacos por lo que la oferta va en aumento a la hora de armar una tabla para todos.

Comer sin gluten pasó de ser la necesidad alimentaria de los celíacos, que lucharon por tener una ley que los cuide, a ser una moda gastronómica que se expandió por el deseo de comer más sano, con menos harina de trigo y más ingredientes alternativos que aporten nutrientes.

Entre los muchos menúes que se vieron afectados por esta tendencia están las picadas, pero no porque los fiambres y quesos se hayan vuelto light por no haber tenido contacto con el gluten, la proteína que se encuentra en los productos con TACC (trigo, avena, cebada y centeno).

Embed
La mejor manera de dar con quesos, fiambres y otros alimentos libres de gluten es consultar la lista de la ANMAT, donde figuran algunas marcas de pategrás, queso azul, fontina, parmesano o semiduro de cabra, y fiambres como jamón, salame, lomo ahumado y hasta algunas salchichas.

Para equilibrar la tabla siempre se puede recurrir a frutas secas, uvas, o crudités (vegetales cortados a modo de bastones para mojar en un dip). También se pueden sumar aderezos, mayonesa de zanahoria, humus (pasta de garbanzos) o baba ganush (puré de berenjenas).

El vino está excento de todo filtro anti gluten, así que la única cuestión ahí es elegir la cepa correcta para que combine con la comida, pero en el caso de las demás bebidas nunca está de más leer las etiquetas para no llevarse una sorpresa.


Temas