Flores: una mujer fue obligada prostituirse con 10 hombres por día

23 de junio de 2017

Una mujer fue obligada a prostituirse en un hotel alojamiento de Flores por un hombre al que había conocido en un bar y quien le había prometido trabajo.

Se trata de la historia de una mujer del interior que conoció a un hombre en un bar donde le contó que se encontraba sin trabajo y estaba desesperada porque no podía llevarle la comida a su hijo. Él, que se mostró encantador, le prometió que iba a ayudarla, sin imaginar que ese sería el comienzo de un calvario que, afortunadamente culminó cinco meses después gracias a un descuido.
Luego de varios encuentros, el hombre, Fernando Christian Sánchez Rivera, de 49 años, le dijo que ya le había conseguido trabajo. Fue así que comenzó a buscarla todos los días por la casilla de Virrey del Pino en la que vivía para llevarla a un hotel alojamiento de Flores ubicado en Yerbal 2850 donde la obligaba a prostituirse con diez hombres por día y donde ella no veía ni un peso. El hombre la tenía amenazada con que iba a contarle al hijo lo que estaba ocurriendo pero llegó un día que ella se cansó y le dijo basta.
Embed
Según publica Clarín, fue en ese momento que el hombre la encerró en el lugar, la violó, golpeó y la mantuvo cautiva algunas horas hasta que ella logró escapar debido a un descuido del hombre. Una vez afuera, la mujer le contó lo sucedido a un policía que estaba en la calle y el hombre quedó detenido.
La mujer fue llevada al hospital Piñero, donde estuvo acompañada por especialistas del Programa de Rescate del Ministerio de Justicia, a quienes les contó todo. "Su relato fue claro, atravesado por angustia, vergüenza y culpa, todos hechos propios de mujeres que han estado expuestas a situaciones de violencia sexual o traumática", declaró en la causa una de las psicólogas del Programa.
El hombre continuó amenazándola y hostigándola e hizo que ella, en una segunda declaración intente exculparlo. Fue así que el juez Rodolfo Canicoba Corral dispuso la falta de mérito y quedó libre.
La asistente social indagó a la mujer y supo que el hombre estaba intentando que ella modifique su declaración.

"La posibilidad de retractarse suele aparecer cuanto más grave es la situación a la que se encuentra sometida la víctima, y acá hay tres situaciones: violencia, abuso sexual y trata", aseguró.
Embed
Este viernes, el hombre volvió a amenazarla con un cuchillo como lo hizo todos los días desde que salió en libertad. Fue entonces que ella hizo la denuncia y lo detuvieron ese mismo día. La mujer se encuentra en el programa de Protección de Testigos.

Temas