-

Francotirador mató a terrorista a 3.45km: la bala tardó 10 segundos en llegar al objetivo

23 de junio de 2017

Un francotirador mató a un terrorista del Estado Islámico a 3.450 metros de distancia. Se trata de un soldado canadiense de elite que derribó al jihadista que se encontraba en un edificio. Fue durante una operación en Irak el mayo pasado.

Estaba tan lejos que la bala tardó casi diez segundos en alcanzar su objetivo. Hasta ahora el récord lo tenía un disparo que había sido realizado desde 2.415 metros.

El francotirador, que no puede ser nombrado por razones de seguridad, es parte de las Fuerzas Especiales de Canadá, ayudando a las fuerzas iraquíes en la guerra contra el Estado Islámico.

"El disparo en cuestión realmente interrumpió un ataque de Daesh contra las fuerzas de seguridad iraquíes", dijo una fuente militar al periódico de Toronto Globe.

Embed
La fuente describió la dificultad del disparo, explicando que el francotirador tuvo que tener en cuenta el viento y hasta la curvatura de la Tierra.

Una fuente militar dijo: "Esta es una hazaña increíble. Es un récord mundial que nunca podría ser igualado".

El soldado utilizó un sniper McMillan TAC-50 tan poderoso que puede llegar a objetivo incluso atravesando paredes. Está diseñado para ser eficaz sólo hasta 2.000 metros.

sniper Tac50.jpg
El francotirador canadiense trabajó con un observador, cuyo trabajo es ayudar a obtener un disparo preciso. Los observadores usan binoculares y pueden ver el objetivo con mayor claridad que el francotirador, que usa una mira.

El francotirador dispara después de exhalar durante siete segundos -o hasta que sus pulmones están vacíos y estén en su calma–. El observador después le informa inmediatamente si alcanzaron el objetivo.

Temas