¿Cómo les fue a los últimos refuerzos de renombre que trajo River?

28 de junio de 2017

Apenas terminó el Campeonato de Primera División y el Millonario, apremiado por los octavos de la Copa Libertadores de América, salió con todo y sacudió el mercado de pases a puro refuerzo de jerarquía. Sin embargo, las incorporaciones que más rindieron en la era Marcelo Gallardo no llegaron con tanta expectativa.

Los hinchas de River se ilusionan (y con razón) debido a la envergadura de las flamantes incorporaciones. El defensor Javier Pinola, el arquero Germán Lux, el delantero Ignacio Scocco y la palpable posibilidad de Enzo Pérez son los nombres que, hasta al momento, hacen esperanzar a Núñez con la chance de levantar una vez más la Copa Libertadores de América, el gran objetivo para lo que queda de este 2017.

Embed
Sin embargo, y lejos de intentar bajarle los decibeles a tanta expectativa, hay que mencionar que, durante la exitosa etapa de Marcelo Gallardo como DT (desde mediados de 2014), las incorporaciones de tanto renombre y peso no fueron precisamente las que más rindieron vistiendo la banda roja. Y basta con tomar algunos ejemplos para dar cuenta de esto.

Sin ir más lejos, varios ex jugadores del club intentaron volver al Millonario e ilusionar a todos, aunque sus pasos, por diferentes motivos, no terminaron conformando.

Pablo Aimar, por ejemplo, decidió dejar el fútbol de Malasia a fines de 2014 y, a los 35 años, volver a ponerse la camiseta de River. Sin embargo, la lesión en su tobillo derecho lo tuvo a maltraer y apenas pudo jugar un partido (ante Rosario Central). A mediados de 2015, tras no ser convocado para la Libertadores, decidió ponerle punto final a su carrera.

Embed
Algo similar sucedió con Javier Saviola, quien siguió los pasos de Aimar y, a mediados de 2015, pegó la vuelta desde Grecia para, a sus 33 años, ser anotado en la lista para las semifinales de la Libertadores que River terminó ganando. Pero a la hora del balance, el Conejo disputó 13 partidos en su regreso y no pudo convertir goles hasta que también colgó los botines.

Al mismo tiempo que Saviola, el Millonario "abrochó" otro regreso: el de Luis González, quien llegaba desde Qatar y volvió al club a los 34 años. Duró sólo un año en el que disputó 31 partidos y se fue a jugar al Atlético Paranense de Brasil, donde sí pudo recuperar su nivel.

A principios de 2016, Andrés D'Alessandro finalmente consumó su tan esperada vuelta, en calidad de préstamo por un año del Inter de Brasil, club en el que es considerado un ídolo. Alternando buenas y malas, el Cabezón conquistó la Copa Argentina y la Recopa Sudamericana ese mismo año, antes de regresar a Porto Alegre.

dalessandro.jpg
Pero claro, del otro lado están los "tapados", aquellos jugadores que en su momento generaron dudas o controversia por sus contrataciones y terminaron siendo piezas clave en los diferentes esquemas de Gallardo.

El caso más resonante es el de Lucas Alario, quien llegó para disputar las semifinales de Copa en 2015 con un bajo promedio de gol en Colón de Santa Fe y no sólo fue el héroe en aquel torneo, sino que se convirtió en un referente y goleador del Millonario. De hecho, hoy es uno de los preferidos de los hinchas.

alario tigres
Otro caso es el de Leonardo Pisculichi, el jugador que venía de descender con Argentinos Juniors en 2014 y que llegó a River en medio de puro escepticismo, pero que rápidamente se amoldó al juego de Gallardo y se erigió como figura, con goles claves como los que convirtió ante Boca para definir el Superclásico o en la ida de la final ante Atlético Nacional, en Medellín.

Pisculichi

Temas