Antes de viajar: estas son las claves para dormir durante el vuelo

02 de julio de 2017

Ya sea por la duración del trayecto o lo limitado del espacio, conciliar el sueño puede ser una pesadilla. Pero una experta reveló cuáles son las cosas que ayudan.

Un viaje de larga distancia se puede volver un suplicio con 14 horas de vuelo por delante y un espacio limitado para dormir, entre otras cosas, porque la posición horizontal queda descartada de plano a menos de que pagar un pasaje de primera clase con cama esté en el presupuesto.

Sin embargo, pegar un ojo durante el viaje no es una misión imposible si se tiene un "kit personalizado de comodidad", explicó Sonia Marín, directora de una escuela de tripulantes de cabina de pasajeros de Barcelona, al sitio Verne.

Embed
El "kit" en cuestión consta de algo parecido a un pijama (puede ser el pantalón y buzo de gimnasia), un antifaz para cortar la luz y tapones para los oídos que minimicen el ruido del ambiente. Cada pasajero tiene su versión de lo que es indispensable para un viaje placentero.

Para compensar la falta de espacio para estirarse, Marín recomendó llegar cansado al avión, lo que es bastante esperable de todos modos tras el paso por los controles de aduana, el check in y despacho de equipaje.

Contrario a lo que se piensa sobre una copa de vino o vaso de cerveza para que el alcohol haga las veces de relajante, Marín recomendón en vez un té de valeriana (o de tilo para los nervios, o de boldo para aquietar el estómago y poder conciliar el sueño mejor).

Marín recurrió al sentido común para conciliar el sueño en un avión al pedir que los pasajeros se abrochen el cinturón por sobre la manta que provee la aerolínea para evitar que alguien los despierte si se prende la luz correspondiente.

Además es bueno repetir las rutinas diarias para inducir el sueño como escuchar música o leer un libro para que el cuerpo se apague de a poco.


Temas