Denuncian que el Gobierno mandó gendarmes al Posadas durante un paro

02 de julio de 2017

El gremio de los trabajadores de la salud dijo que este domingo a la madrugada apareció en el hospital, ubicado en Haedo, una gran cantidad de agentes de las fuerzas de seguridad nacional durante una huelga que hacían los enfermeros y que los "apretaron".

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), denunció este domingo la "militarización" del Hospital Posadas, situado en la localidad bonaerense de Haedo, adonde el gobierno nacional, sostuvo, envió a gran cantidad de gendarmes durante un paro de enfermeros.

"Llegaron esta madrugada una gran cantidad de vehículos de Gendarmería Nacional, en medio de graves aprietes contra los enfermeros y enfermeras en paro, quienes resisten y son amenazados con acciones penales", sostuvo el presidente de la Fesprosa, Jorge Yabkowski.
En tanto, indicó que en ese hospital dependiente del gobierno nacional "hay un conflicto gremial" en rechazo de la "flexibilización laboral que buscan instalar autoridades de ese centro de salud", y advirtió: "Estamos analizando las medidas judiciales y gremiales a seguir".

En un comunicado, afirmó que "enfermeros y enfermeras" del establecimiento "están siendo intimidados por resistir una medida contra los trabajadores" del turno noche.
"Los compañeros y compañeras de CICOP/Fesprosa del Hospital Posadas nos enviaron hoy un video, alertándonos de la virtual militarización de los alrededores del predio", indicó el dirigente sindical.
En ese marco, destacó que este despliegue se realizó "en el contexto reciente en el que una asamblea de 300 enfermeros y enfermeras rechazó la prolongación del turno de 10 a 12 horas de trabajo por decisión de las autoridades puestas por el gobierno de Mauricio Macri".
Además, precisó que "los trabajadores implementaron guardias mínimas en rechazo" a la resolución del incremento de horas de trabajo, entendiendo que "no se debe cubrir la falta de profesionales de la salud ampliándoles de 10 a 12 horas la jornada laboral sino contratando personal".
Por último, el gremio consideró "peligrosa" la extensión horaria para "los trabajadores y los pacientes, ya que sobreexige el cuerpo y la mente de quienes deben estar en óptimo estado para desempeñar bien su función".