Gesto de humildad: perdonó al ladrón que intentó robarle la billetera

05 de julio de 2017

Se trata de un cordobés quien hace un año y medio fue víctima de un asalto en plena calle, cuando un delincuente lo golpeó e intentó quitarle sus pertenecías. "Me di cuenta de que estaba arrepentido", dijo el hombre.

Alberto Suárez vive en Villa Regina, Córdoba y hace un año y medio fue víctima de un asalto en la calle, cuando un joven de 21 años lo golpeó e intentó quitarle la billetera pero aún así tuvo un gesto de humildad y decidió perdonarlo.

"Viajé a los Tribunales de General Roca porque quería hablar con él. Yo iba con la intención de perdonarlo, pero quería ver si estaba arrepentido de lo que había hecho. Cuando me permitieron estar con él, me pidió perdón, me dijo que no me iba a molestar más. Entonces le dije que lo perdonaba y lo abracé".

"Nuestro Código Procesal Penal contempla la figura del 'criterio de oportunidad' para dejar sin efecto la pena. Esta aplicación, sin embargo, es muy restrictiva en las causas en las que media la violencia, como la que sufrió la víctima. De manera que no había muchas chances de ponerla en práctica. Pero todo cambió cuando apareció Alberto en la sala de audiencias", contó la abogada al diario La Voz.

Embed

Ni la abogada, ni el fiscal, ni el juez sabían que Alberto iba a tener esta actitud. "El hombre le pidió al juez hablar con el acusado. Se acercó de manera respetuosa, como si fuera un padre o un abuelo. No entendíamos nada. Lo perdonó y se fundieron en un abrazo. Se fueron juntos. Nos hicieron llorar a todos", relató Delgado.

Alberto dijo que quería saber por qué el joven lo había atacado. Son vecinos en barrio San Martín. "Mi postura en la vida siempre fue no tener problemas con nadie. No soy una persona rencorosa. Pero yo quería saber por qué este chico me había atacado, porque me golpeó feo. Iba con otro jovencito, pero yo sólo lo conocía a él. Yo quería dar por terminada esta bronca. Me pidió perdón, me dijo que hace rato que quería arreglar las cosas. Pero yo quería estar seguro de poder seguir viviendo tranquilo con mi familia. Yo entiendo lo que le pudo pasar a este chico, por eso lo perdoné", agregó Alberto.

La postura de Alberto logró extinguir los cargos que pesaban sobre el joven, pero deberá pagar una suma simbólica de resarcimiento a su víctima. "El chico me tiene que dar 1.500 pesos, pero yo voy a hablar con el juez porque quiero donar esa plata para la hijita que tiene. El juez me dijo que él tiene que hacer el sacrificio de juntar el dinero, pero yo no quiero nada, quiero que sea para su familia", completó el hombre.

Temas