-

Ecuador muestra su atractivo amazónico en el Parque Nacional Yasuní

10 de julio de 2017

Aunque las playas del Pacífico ganan cada vez más adeptos, el país andino propone un destino selvático inolvidable para los amantes del turismo de aventura.

Brasil es el primer país que viene a la mente al mencionar la selva del Amazonas, pero Perú y Ecuador también se anotan en la lista de los países que tienen un pedazo del pulmón de Sudamérica, y que lo explotan turísticamente.

El Parque Nacional Yasuní está ubicado a 270 kilómetros de Quito, en Ecuador, y es el hogar del 10 por ciento de todas las especies de flora y fauna del planeta, lo que lo convierte en una joya en al margen de su valor para el turismo.

yasuní 0.JPG
Existen emprendimientos turísticos para hospedarse en el parque<br>
Existen emprendimientos turísticos para hospedarse en el parque
"El 80 por ciento de las especies no tiene ni nombre científico y aún hay mucho por hacer", aseguró Kelly Swing, director de la Estación de Biodiversidad Tiputini (EBT), que trabaja en el Yasuní desde los noventas.

De acuerdo con el investigador existen 9 millones de especies en todo el mundo, de las cuales casi un 10 por ciento están en esta porción de Ecuador entre monos, osos hormigueros, ocelotes, jaguares, tapires y pumas, y unos 500 tipos de aves.

yasuní 1.jpg
El atardecer privilegiado en la selva del Amazonas ecuatoriano<br>
El atardecer privilegiado en la selva del Amazonas ecuatoriano
Además habitan en el parque poblaciones indígenas como los kichwa, waorani, shuar y colonos que viven en el ecosistema, que está entre 300 y 600 mm sobre el nivel del mar y tiene un clima cálido todo el año con temperaturas entre 20 y 40 grados.

Para visitar el parque se accede por la localidad de Coca, o Puerto Francisco de Orellana, donde hay posibilidad de hospedaje y de contratación de un tour por el río Napo para luego seguir después por los cursos del Indillama, el Tiputini, y el Yasuní.


Temas