Llorando, una árbitro dejó un partido de nenes por los insultos de los padres

07 de julio de 2017

Entre lágrimas, una árbitro se retiró del estadio cansada de los insultos de un grupo de padres. Dirigía un partido entre nenes de 11.

Una árbitro de Hernando, Córdoba, se retiró entre lágrimas de un estadio en el que dirigía un partido entre nenes de 11, cansada de los insultos de un grupo de padres que miraban el partido.

Harta de todas las agresiones en el primer tiempo, Micaela Aris, según informó Cadena 3, reclamó que los padres que la insultaban se retiraran del estadio. Se encontró con que algunos negaban los hechos y otros que se defendían que habían pagado la entrada.

Los nenes, al retirarse del club riotercerense, también insultaron al árbitro. "Es muy difícil que los chicos la pasen bien si sus padres están insultando y agrediendo", contó Micaela.


Temas