-

Una joven se tiró de un Uber porque el chofer no le contestaba: era sordo

10 de julio de 2017

Una joven se asustó al ver que el chofer de un Uber que contrató en Palermo no le contestaba y se tiró del auto en movimiento, lo que le ocasionó una fractura de cráneo. Tras hacer la denuncia, se comprobó que el conductor era hipoacúsico.


Un chofer de Uber fue denunciado luego de un episodio en el que una joven asustada porque el conductor la ignoraba y no le respondía se arrojó del auto en movimiento, caída que le ocasionó una fractura de cráneo.

El chofer resultó hipoacúsico, lo cual es un impedimento para obtener el registro de conducir profesional que exige el transporte de pasajeros. También se abrió otra causa contra otro conductor de Uber que tenía pedido de captura por drogas.

Embed
La fiscalía informó dos casos recientes, en los que se imputaron delitos a sendos conductores de la empresa de transporte de pasajeros Uber, que ponen en duda la seguridad que promociona la compañía.

Uno de los casos tuvo por protagonista a un conductor que no respondía a las indicaciones de su pasajera, el otro correspondió a un colega que tenía un pedido de captura en el marco de una causa de narcotráfico. Ambos episodios tuvieron lugar el pasado mes de mayo, en el barrio porteño de Palermo. En ninguno de los casos los choferes contaban con registro profesional para transporte público de pasajeros.

Días pasados, una joven de 23 años se encontraba alrededor de las cinco de la madrugada con dos amigas en un bar de la zona conocida como Palermo-Hollywood. Una vez que decidieron poner fin a la salida, la joven pidió un coche a través de la reconocida aplicación telefónica. Al despedirse de sus amigas y subir al Uber, le habló al conductor y no recibió ningún tipo de respuesta.

La situación persistió mientras el viaje seguía su curso. Hasta que, ante la desesperación, la joven abrió la puerta y saltó del coche en movimiento, produciéndose un golpe severo que le produjo fractura de cráneo.

La joven estuvo internada con cuidados médicos durante más de una semana. Una vez que se realizó la denuncia, se pudo comprobar que el conductor era hipoacúsico, y que por tal razón no le respondía a la pasajera.

Vale recordar que en la Argentina, esta condición física es un impedimento para obtener el registro de conducir profesional que exige el transporte de pasajeros.

Temas

En Vivo