-

-

El mayor desafío de Macri: revertir el pesimismo social sobre la economía

11 de julio de 2017

El último informe del Centro Estratégico para el Crecimiento y el Desarrollo Argentino advierte que la desigualdad se profundiza al tiempo que siguen en caída libre las perspectivas de una mejora sobre la situación económica personal en el corto y mediano plazo.

El Centro Estratégico para el Crecimiento y Desarrollo Argentino (CECREDA) advirtió este martes en su informe "Mayo 2017: Las expectativas económicas de los argentinos" que, lejos de percibirse el supuesto arranque de las variables económicas que aseguran ver y defienden con vehemencia desde el oficialismo, las perspectivas a futuro para una gran parte de los argentinos no son buenas.

El informe advierte que a la hora de comparar la situación actual de los argentinos con la de mismo mes de 2016, ya de por sí un año en que las variables económicas fueron muy desventajosas para los trabajadores (desbandada de la inflación, paritarias a la baja, caída del poder adquisitivo del salario, aumento del desempleo) "se observa una caída en la situación económica de los argentinos".

CECREDA advierte que "la desigualdad está profundizándose y no logra disminuir. Aquellos que se encontraban en una situaicón crítica en 2016 no han logrado salir de ella, se mantienen en la misma línea y no han visto incrementada su calidad de vida a lo largo de 2916 y en esta primera mitad de 2017".

Al mismo tiempo este sector, el más golpeado por las políticas económicas impulsadas desde la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, "presenta peor perspectiva respecto al porvenir económico". Y advierte: "Sólo aquellos que definen su situación actual como 'buena' se encuentran divididos respecto del futuro".

Por esto el CECREDA señala que incluso "existe una gran incertidumbre en las poblaciones que se encuentran establemente bien".

Así el 46% de los encuestados consideró su situación actual como "mala" o "muy mala"mientras que del 52% que aseguró que su situación actual es "buena" sólo el 40% consideró que mejorará el próximo año mientras que el resto cree que estará "igual" o "peor".

Sólo el 31% de los consultados cree que su situación mejorará el próximo año, un 27,3% ree que se mantendrá en las mismas condiciones actuales y un 38 % considera que estará en peores condiciones. "Este porcentaje da cuenta de un alto grado de desconfianza en la mejoría de la economía cotidiana, hogareña y familiar" indica el informe.

Respecto de la inflación, es prácticamente nula la cantidad de personas que consideran que se logrará la meta del Banco Central de la República Argentina (BCRA) del 17% para este año.

Temas