-

-

-

-

Luisana Lopilato le contó a Susana Giménez cómo su hijo Noah le ganó al cáncer

13 de julio de 2017

"Si no le hacían esa ecografía para ver si tenía mononucleosis, porque esa era la duda, no me hubiera enterado o me hubiera enterado tarde", contó sobre el momento en el que se enteró de la terrible noticia. Detalles de un milagro.

Susana Giménez viajó a Vancouver, Canadá, y consiguión uno de los testimonios más esperados de los últimos tiempos por todo lo que movilizó su historia. Luisana Lopilato le contó cómo fue la batalla que el hijo que tiene con Michael Bublé –Noah de 3 años- libró acompañado de toda su familia y con los rezos y deseos de recuperación de todo el país.

"Yo estaba filmando y le agarró una gripe, y, como su pediatra no estaba en ese momento en Argentina, fui a otro doctor que me dijo que eran paperas. Sin embargo, dos días después llegó su pediatra y me dice para mí esto no es paperas, pero por qué no le hacemos todos los chequeos y nos quedamos tranquilos. Fui a hacerle todos los controles, análisis de sangre, y ahí me dijeron que le habían encontrado algo en la panza y pensaban que era un tumor", le detalló la actriz a la "diva de los teléfonos".

Luisana Lopilato I

"Mike estaba en una entrevista muy importante y no me podía comunicar con los teléfonos, así que me saqué un vuelo sin decirle nada y lo llevé a Los Angeles, sin pensar. Me fui con una valija, lo llevé a un hospital cuando llegué, a un oncólogo que es amigo nuestro. Si no le hacían esa ecografía para ver si tenía mononucleosis, porque esa era la duda, no me hubiera enterado o me hubiera enterado tarde", continuó.

Luisana Lopilato con Susana Giménez
Luisana Lopilato con Susana Giménez
Luisana Lopilato con Susana Giménez
El calvario de lo que denominó "los peores siete meses" de su vida, recién comenzaba. Los describió así: "La familia de Mike dejó todo, de mi familia viajaron todos. Vivimos juntos ocho meses. Mi mamá de fierro también, cuando yo me caía me decía levantate, tu hijo va a estar bien, va a estar sano. Y todas las oraciones, todos los buenos deseos de la gente nos llegaron y los sentimos, estamos muy agradecidos, estas cosas te cambian la perspectiva de vida. Fue todo como se tenía que dar, Dios puso los médicos que tenía que poner. Lo más importante es tener fe, estar fuerte, hasta el día de hoy no hay noche que no le pida a Dios".
Luisana Lopilato II
"Dormíamos los cuatro —con Elías (1), su hijo menor— y ahora también, no se quieren ir, lo quiero llevar a Noah y dice no, ése no es mi cuarto. Ahora intenté pasarlo a un colchón inflable pegado a mi cama, pero somos felices, hay amor por todos lados", concluyó.

El 4 de noviembre de 2016, a Noah le diagnosticaron cáncer y debió iniciar un complejo tratamiento contra esa enfermedad. El pasado 2 de febrero Luisana y Michael recibieron la noticia más deseada: los estudios médicos indicaron que su hijo habría superado la enfermedad.