-

-

Tras el "Polaquito", el PRO vuelve a la carga con la edad de imputabilidad

18 de julio de 2017

Como siempre en tiempos electorales el debate por la inseguridad gana el centro de la escena. Mientras el gobierno hace agua en materia económica y social sus precandidatos aprovecharon una nota periodística para cambiar la agenda y volver a la carga con la baja de la edad de imputabilidad.

El artificio es de manual. Un medio, con intencionalidad o no, pone en agenda un tema y detrás la política busca sacar su tajada, en especial en tiempos electorales. La polémica nota que difundió el domingo pasado el programa Periodismo para Todos a un menor de edad que habría cometido varios delitos, entre ellos un asesinato fue la base sobre la cual el oficialismo volvió a echar mano de un tema sensible en tiempos de campaña electoral: la inseguridad y el debate por la baja en la edad de imputabilidad.

Carolina Píparo y Guillermo Montenegro
, precandidatos a legisladores de Cambiemos por la provincia de Buenos Aires volvieron a la carga este martes con un viejo anhelo del macrismo y pidieron "bajarla edad de imputabilidad" penal de los 16 a los 14 años.

Embed
Lo hicieron durante una conferencia de prensa en un bar de La Plata luego de visitar el Centro de Amparo City Bell (CAF), una asociación civil sin fines de lucro que trabaja en la problemática de la violencia en el contexto de la familia y de la escuela.

Montenegro, aspirante a una banca de diputado nacional, consideró que "obviamente la edad de imputabilidad tiene que bajar, pero en un contexto general" y agregó que "hay que estar cerca de los menores, no hay soluciones mágicas, esto requiere tiempo esfuerzo y dedicación".

"Hablar sólo de bajar la edad de imputabilidad es un error", admitió, pero afirmó que "está claro que la capacidad de los chicos es totalmente diferente a la que se dispuso en el Código Penal hace muchos años". "Tiene que haber una modificación en todo el sistema penal juvenil", apuntó.

Embed
Píparo, quien aspira a una banca de diputada provincial por la octava sección electoral, señaló que "en el marco de un contexto hay menores que piden a gritos ser separados del contexto", por lo que aseguró que "cuesta hablar de esta realidad y dar el debate".

"Lógicamente, la inclusión y la educación son a futuro el único camino a futuro. Pero hay una realidad latente que es el menor que ya delinquió hoy una, dos, tres veces ¿Qué estamos esperando frente al menor que ya cometió robos a mano armada? Ese es el gran debate", sostuvo. "Ojalá no lleguen a cometer un delito gravísimo. Es interesante separarlos antes del contexto", puntualizó la precandidata.

La nota al "Polaquito" generó una fuerte controversia, en especial luego de que el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) denunciara que la nota al "Polaquito" fue un montaje. "Por la información y testimonios que disponemos, el mismo habría sido realizado por la producción de Periodismo Para Todos, que con la participación necesaria de personal policial y civil al mando del Secretario de Seguridad de Lanús Diego Kravetz, secuestraron al niño, lo amedrentaron y coaccionaron a efectos de realizarle una 'entrevista' que se difundió en el programa PPT y se reprodujo en una enorme cantidad de medios comunicacionales violando los más elementales derechos del niño consagrados en nuestra constitución, leyes y pactos internacionales e implicando ello la comisión de diversos delitos por parte de los adultos involucrados" denunció el MTE.

Embed
De hecho Jorge Lanata y Juan Grabois, referente del MTE, se cruzaron muy fuerte este martes en el programa radial del conductor de PPT.

La justicia definirá en qué condiciones se realizó la nota. Más allá de eso, su probable finalidad ya fue alcanzada: desviar el centro del debate del deterioro socio económico del país e instalar una vez más el debate en torno a la imputabilidad de los menores en un contexto eleccionario en el que las propuestas punitivas siempre tienen buen "rating".

Temas