10 consejos para hacer nuevos amigos durante un viaje

21 de julio de 2017

Tomar clases de idioma, salir de excursión y hacer vida de hostel son algunas de las actividades que ayudan a hacer nuevos amigos durante un viaje.

Viajar, ya sea por muchos meses o unos pocos días, es una gran manera de conocer otras culturas y con esa experiencia puede que se forjen grandes amistades. Pero como algunos viajeros tardan más que otros en entrar "en confianza", es bueno tener un decálogo para hacer amigos en las vacaciones.

  • Clases de idiomas. El paso elemental para pasar de turista a visitante es hablar algunas palabras del idioma local así que si el viaje dura dos semanas o más es una buena idea para interactuar más cómodamente en el día a día.
  • Volver a las aulas. Si el idioma no es un problema, mejor. Pero tomar clases de cocina, fotografía o cualquier otra actividad es bueno para tener cierta comprensión de las costumbres, idiosincrasia y mentalidad del país anfitrión.
  • Vivir con locales. Si el viaje es corto y no hay tiempo para inscribirse en un curso, quedarse en la casa de un local puede ser la mejor opción para un "programa intensivo" y encima es un alojamiento más económico que un hotel.
  • Dar una mano. A veces conocer otras realidades nos despierta las ganas de hacer algo por los otros, y usar parte de las vacaciones para eso es una idea muy edificante.
  • Comerse la ciudad. O el pueblo, como sea, interactuar con los lugareños en bares y restaurantes, ser quien rompa el hielo, quizás con audacia, pero siempre con respeto. Antes es bueno chequear cuáles son las costumbres socialmente aceptadas en el país.
  • Salir de excursión. Sumarse a un programa que dure todo el día para conocer más gente que esté en la misma situación que uno, y quizás ganarse un grupo de compañeros de viaje.
  • Vida de hostel. O de hotel, o de residencia. Como sea, interactuar con los otros huéspedes de la casa es clave para conocer compañeros de viaje, intercambiar consejos sobre qué aprovechar en cada lugar y, con un poco de suerte, hacer amigos.
  • Amigo del amigo. Antes de viajar a un lugar nuevo es recomendable consultar a los contactos propios -o de terceros- por si acaso alguien tiene consejos para armar el itinerario, moverse y elegir atracciones en el destino. También puede ser un puente perfecto para encontrar un guía local.
  • Echar el ancla. Elegir un bar o restaurante como "punto de partida" para cada día durante el viaje, si es que éste es prolongado, es una buena manera de entablar relación con los locales para recibir desde consejos hasta escuchar anécdotas.
  • Hacer sociales. Nada como sumarse a la fiesta del hostel o al evento en el lobby del hotel para conocer gente nueva, enterarse de qué está haciendo el resto y pasarla bien como si se estuviese en la ciudad propia.

Temas