-

Dramático relato de la mamá de Camila, la joven embarazada asesinada en Merlo

19 de julio de 2017

Etelvina, la madre de Camila, la joven embarazada de ocho meses que fue asesinada a balazos por su ex pareja, relató a C5N, lo que sucedió la noche del sábado cuando el ex novio de su hija la baleó en su propia casa. "Fue todo muy rápido", dijo.

La mamá de Camila Castell, la joven de 18 años embarazada de ocho meses que fue asesinada el sábado pasado a balazos en Merlo, contó lo que sucedió esa noche.

La joven estaba en su casa en la localidad de Mariano Acosta del partido de Merlo. Su mamá, Etelvina, estaba con ella. A su casa llegó su pareja, Ezequiel Reynoso, también de 18 años, y detrás de él entró un hombre armado que, sin mediar palabra, decidió disparar un arma de fuego. Ezequiel recibió dos balazos en el cráneo; Camila recibió uno que entró por la espalda: llegó al hospital con vida, tuvieron que hacerle una cesárea de urgencia y unas horas después, murió.

"Nosotros íbamos hacer empanadas con mi hija y el Ezequiel pero él nos sorprendió porque llegó más temprano y en el momento que nos estábamos riendo porque llegó antes de la hora, apareció Marío (ex novio de Camila) de la nada y le disparó dos veces a Eze, mi hija se le tiró encima llorando y ahí le disparó a ella también...Fue todo muy rápido, yo tenía un bebé a upa y no sabía que hacer", relató la mamá de Camila en entrevista para C5N.

Etelvina Feminicio Madre.mp4
Camila y Marío se conocieron hace más de año y según contó Etelvina, el joven la seguía a todos lados y la amenazaba. Hicieron varias denuncias pero no consiguieron mucha ayuda para que él se alejara. "Él seguí a mi hija, la seguí a la escuela, la amenazaba por Facebook, por teléfono, es un tipo que no tiene nombre", dijo.

Anteriormente Mario había intentado matar a Ezequiel pero no lo logró porque lo confundió con el hermano. "Él le disparó al hermano pensando que era Eze y por suerte el chico sobrevivió, todavía se está recuperando", detalló Etelvina.

"Yo espero que la justicia lo encuentre y que pague, yo se lo prometí a mi hija y voy hacer lo necesario para que pague. Es un animal, no tiene nombre lo que hizo. Es un psicópata", dijo.

Camila murió el domingo pasado antes del mediodía. Allí, en Neonatología, permanece internado su hijo, que pesó 2,6 kilos y que ya aumentó cien gramos.

El agresor sigue prófugo, la causa, cuya carátula es femicidio y tentativa de homicidio con arma de fuego, recayó en la UFI 1 de Morón.











Temas