Una mujer, desesperada porque le robaron la bomba de insulina de su hijo

24 de julio de 2017

El jueves por la tarde, Graciela Toppi estacionó su auto por menos de una hora y cuando volvió le habían robado la bomba de insulina que le iba a mejorar la calidad de vida de su hijo. Hasta ofrece recompensa.

Graciela Toppi está desesperada porque el jueves por la tarde le robaron del auto la bomba de insulina que iban a instalarle a su hijo de 15 años. Desesperada, inició una búsqueda en las redes sociales.

Según le explicó a La Mañana de Neuquén, su hijo debe pincharse 15 veces por día desde hace ocho años y realizarse seis controles de insulina diarios por una diabetes de grado 1. "Es lo mejor para su calidad de vida. Solo cada tres días hay que cambiar el punto de inyección", explicó.

Embed

Según relató, ella estacionó su auto en Juan B. Justo al 1.200 y cuando volvió encontró que le habían roto la cerradura y estaba todo revuelto: "Cuando reviso atrás, faltaba el kit de la bomba de insulina: dos cajas del tamaño de una tablet de 10 pulgadas, que tenían la bomba de insulina, con cables y agujas, y un sensor color blanco, ovalado".

Embed

"A el/los que el jueves entre las 18 y las 19 me rompieron la cerradura de mi auto en Juan b Justo 1200 y robaron la bomba de insulina con todo el kit de instalación y los manuales les ruego de todo mi corazón que por favor me lo devuelvan", publicó Toppi en su cuenta de Facebook y hasta ofreció una recompensa.

"No les sirve de nada... y a mi hijo le cambia la vida", rogó. El aparato iba ser colocado este viernes, luego de que la familia completara un mes de capacitación.

Temas