-

-

-

Inflación: Las vacaciones de invierno llegaron con subas de hasta el 67%

26 de julio de 2017

Un informe del CEPA reveló que los precios de los servicios y productos propios de las vacaciones de invierno tuvieron una suba interanual muy por encima de la inflación registrada para el mismo período. Sin que los ingresos avancen al mismo ritmo, una salida con los chicos insume una porción cada vez mayor del presupuesto familiar.

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) presentó un informe que da cuenta del impacto de la inflación en los precios de los servicios y productos propios de las vacaciones de invierno. Así advierte que los precios de las entradas a espectáculos y al cine, tuvieron incrementos muy por encima de la inflación del período -junio de 2016 a junio de 2017-, que alcanzó el 23%. En algunos casos, como las entradas de cine 2D para menores, el merchandising de teatro, la pizza de muzzarella y la cerveza, más que duplicaron el valor. En todos los casos, los precios corresponden a relevamientos realizados durante el mes de julio en la capital federal.

Por ejemplo una salida, dos niños y dos adultos, con cena en una casa de comida rápida cuesta entre 1.140 y 1.620 pesos, según las diferentes opciones: 2D, 3D, balde de pochoclos y gaseosas para disfrutar durante la película. Los incrementos, respecto a 2016 para el mismo plan, superan todos el 30%.

Esta comparación permite observar que una salida de esas características tuvo una variación de precios anual muy superior al índice de precios al consumidor, publicado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que alcanzó en el período julio 2016 - junio 2017 un acumulado de 25,6%.

Otra opción muy requerida en vacaciones de invierno son las obras de teatro con apariciones de los personajes infantiles preferidos. Una salida de este tipo, con cena incluida -pizzeria o parrilla- cuesta entre 1.440 y 3.730 pesos para dos niños y dos adultos, según las diferentes opciones de entrada (general o platea), se incluya la compra de merchandising y la cena en una pizzería o parrillada. El incremento en todos los casos, respecto del 2016 es de alrededor del 40%.

Embed
Si al mismo tiempo se analiza el avance de los ingresos de las familias queda claro que el peso de una salida de vacaciones de invierno con hijos, sobrinos o nietos se lleva una porción cada vez más grande de los presupuestos familiares.

La salida más económica –cine 2D sin pochoclos y cena en una casa de comidas rápidas- representa el 23% de una jubilación mínima y el 17% del salario mínimo. Respecto del salario medio, el porcentaje es del 6%. En todos los casos, el incremento de este porcentaje respecto del año 2016 resulta sustancial.

Si se considera la opción más cara -teatro con personajes, merchandising y parrillada- el costo asciende a más de un 58% de la jubilación mínima, el 42% del salario mínimo y el 15% del salario medio.

Embed
Esta comparación permite dar cuenta una vez más de la pérdida real efectiva en el poder adquisitivo de los sectores más vulnerables. El informe concluye que "las salidas en vacaciones se han convertido en un gusto prohibitivo para numerosas familias".

Temas

En Vivo