-

Se robaron hasta las ollas y dejaron a los chicos de una escuela sin comer

26 de julio de 2017

Los delincuentes se llevaron platos, cubiertos, ollas y una cortadora de fiambre y los estudiantes se quedaron sin el habitual plato de comida caliente que ofrecía la escuela. La institución educativa ya había sido robada la semana pasada.

Unos quinientos chicos que asisten al comedor de un colegio de Rosario ubicado en Superí 1700 debieron comer sándwiches ya que en la cocina de la escuela no pudieron ofrecerles comida caliente, porque delincuentes se llevaron hasta los elementos de cocina, incluida una cortadora de fiambre. La institución educativa ya había sido robada la semana pasada.

Embed

Miguel Colman, presidente de la Asociación Cooperadora de la escuela, afirmó en declaraciones radiales que lo más costoso que deben reponer es un elevador de tensión: "es un elevador de tensión monofásico que tiene un peso importante. Además se llevaron mercadería comestible como quesos y fiambres, las ollas, las mesas de los chicos".

Colman pidió a los vecinos de la zona que "si los ladrones están vendiendo esa mercadería, no la compren. A veces es más delincuente el que compra cosas robadas que el que hizo daño", dijo.

Y señaló: "Necesitamos resolver el tema del elevador de tensión que vale como 9 mil pesos. Con ese aparato podemos refrigerar la leche, el fiambre. En la zona hay baja tensión y el elevador es muy importante. Sí o sí necesitamos el elevador".

Temas

En Vivo