Industriales, preocupados por las "abruptas" subas del dólar

30 de julio de 2017

El presidente de la UIA habló por Radio 10 y se mostró preocupado por la actualidad cambiaria ya que, dijo, afecta al sector. Además, volvió a pedir a Macri una baja de los impuestos.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, consideró este domingo que las subas "abruptas" del dólar "parecen una devaluación" que no le "sirve para nada al sector", mientras volvió a reclamar una menor presión tributaria.

"La competitividad no es el tipo de cambio, no es una sola cosa solamente. Tampoco los costos laborales", analizó el jefe de la central fabril, quien puntualizó que "hay costos impositivos muy importantes".
En ese sentido, consideró: "Cuando terminen las elecciones, vamos a tener que juntarnos a hablar entre la producción, el trabajo y ver las cosas que se pueden mejorar". "No se habla de bajar los salarios, sino de que hay muchos sectores que tienen mucha conflictividad laboral", evaluó Acevedo, mientras subrayó que "el dólar no es el problema, es una referencia".
La divisa norteamericana superó el viernes los $18 por primera vez y acumuló en julio una suba cercana al 7%. En ese escenario, el presidente de la UIA cuestionó que "el dólar a 18 pesos puede ser un buen dólar, pero tiene que tener una tendencia". "Estas subas abruptas parecen una devaluación. Productivamente, no nos sirve para nada porque no marca una tendencia de recuperación del tipo de cambio", argumentó.
Así, recomendó "ver cómo bajar los impuestos regresivos", al tiempo que resaltó: "Nosotros tenemos que recuperar nuestro peso". Por otro lado, señaló: "En la última reunión me sorprendió que la mayoría de los sectores estaban viendo incrementos en la producción, pero es heterogéneo". "Uno va a algunos lugares en Santa Fe y San Juan y todavía les está costando", reconoció Acevedo en diálogo con Radio 10.
En tanto, opinó que en la Argentina "no se va a poder hacer" una reforma laboral como en Brasil ya que en el país vecino "hay una crisis total". "Estoy totalmente de acuerdo en bajar la inflación porque perjudica a los empresarios, pero fundamentalmente al asalariado", apuntó y advirtió: "Me preocupa el tema Lebacs como las importaciones porque no te deja invertir claramente y no permite que el consumo repunte". Con relación a la economía, resaltó que "está arrancando a pasos", al tiempo que destacó: "La tendencia ahora es más a la suba que a la baja".