Según publica el portal El Sol, los denunciantes hipoacúsicos de la causa por abuso sexual son usuarios activos de dicha red social, como lo eran los imputados detenidos en Boulogne Sur Mer.

instituto-provolo-abusos-info2.jpg
Y por dicha actividad fue que los investigadores lograron evidencias las conversaciones que mantenían los abusadores con los alumnos, las fotos a las que les ponían "Me gusta", y sus comentarios en publicaciones.

Incluso el propio Corbacho buscó utilizar su cuenta personal como una prueba a su favor. Aunque su maniobra hizo que la Justicia hallara mensajes privados que mantuvo con una de las denunciantes.

instituto-provolo-abusos-info1.jpg
El rastreo sobre la actividad del sacerdote en Facebook permitió además comprobar que si bien la adolescente compartió varias fotos con su familia, al clérigo sólo le gustaron las imágenes en las que salía sola y con una pose más sensual.

Los querellantes de la causa señalaron que por ahora están abocados a las declaraciones de las víctimas y allanamientos, pero que más adelante utilizarán las redes sociales como pruebas.

Temas

próvolo Instituto Antonio Próvolo caso próvolo abuso sexual