El hijo del matrimonio muerto en Vicente López reveló la fecha en la que fallecieron

01 de agosto de 2017

Roberto Princic, de 43 años, está internado en un hospital luego de que fueran hallados los cadáveres de sus padres en Vicente López. Padece delirio paranoide y su condición supone un "riesgo cierto e inminente para sí y para terceros".

María Elena y su esposo Eugenio fueron hallados muertos este martes en la habitación delantera de su casa de Vicente López. Su hijo, Roberto Princic, vivió con los cadáveres de la pareja por un año.

Un informe interdisciplinario hecho por psiquiatras y psicólogos a pedido del fiscal de Vicente López Martín Gómez, que está a cargo de la causa, revela que Roberto tiene delirio paranoide y su condición supone un "riesgo cierto e inminente para sí y para terceros".

Princic está internado en el Hospital Municipal Bernardo Houssay, de Vicente López, donde será operado de una fractura en la cadera; después será trasladado a un neuropsiquiátrico, desde allí les reveló a los investigadores cuándo murieron sus padres. "Mi papá murió en julio y mi mamá en agosto del año pasado", dijo.

florida.jpg
Hallan a una pareja muerta hace meses en una casa de Florida<br>
Hallan a una pareja muerta hace meses en una casa de Florida

La data de muerte de María Elena Guido sería de entre 10 y 12 meses, y la de su marido, de entre 12 y 14 meses. Sus cuerpos fueron hallados de manera fortuita en las últimas horas en su casa de Agustín Álvarez 1561, en Florida, Vicente López.

La autopsia practicada sobre los cuerpos reveló que no había signos de violencia. "Se practicaron placas radiográficas y ninguna revela traumatismo alguno; los huesos de la tráquea están intactos y las ropas no presentaban signos de fuerza" aplicada sobre ellas, según publicó el diario La Nación.

El macabro hallazgo se descubrió de casualidad. Los vecinos encontraron a Pricnic hijo en la calle con algunas lesiones por lo que llamaron a la ambulancia, y también a un tío para avisarle.

Embed

Según los investigadores, el hijo dormía en una habitación contigua a la que yacía el cuerpo de su madre y, por el testimonio de vecinos, que tenía actitudes antisociales. Ruth, que vive a tres cuadras de la casa donde hallaron los cadáveres y cuyo esposo era el odontólogo del matrimonio Princic, contó al canal C5N que "hace un año" que no sabían nada de la pareja y reveló que la pareja le tenía miedo a su hijo.

"Sabíamos que tenía un problema psiquiátrico y que el padre le tenía miedo porque no sabía qué reacción podía tener. Era una relación rara, porque el muchacho no está bien", dijo la vecina.

Otro vecino reveló a la prensa que hace un tiempo el hijo no dejó que entraran a su casa para hacer "trabajos de impermeabilización" que afectaban a una propiedad lindera y que todos le tenían "miedo" porque se sabía en el barrio que tenía problemas psiquiátricos. "A veces el padre llamaba a la policía para que su hijo tomara la medicación", contó este vecino.

En tanto, el fiscal instruyó a la policía para que averigüe en qué circunstancias apareció Pricnic con golpes y una fractura, ya que algunos vecinos mencionaron un posible accidente de tránsito y otros estiman que pudo haber sufrido alguna paliza.















Temas