Disponen que el aumento de los peajes porteños no supere el 28,8%

03 de agosto de 2017

La Illía, la 25 de Mayo y la Perito Moreno habían dispuesto en febrero subas de hasta 83% en horas pico.

La Justicia estableció un tope de 28 por ciento para el aumento de peajes de las autopistas porteñas, que debería aplicarse en las próximas horas. La medida se dispuso ante el incumplimiento de la cautelar dictada en julio, en la cual se ordenó a Autopistas Urbanas SA presentar un nuevo cuadro tarifario con incrementos "justos y razonables".

Fuentes judiciales confirmaron que la medida rige para todas las autopistas porteñas: la Illía, la 25 de Mayo y la Perito Moreno, que en febrero pasado habían dispuesto subas de hasta 83 por ciento en horas pico.

La jueza Elena Liberatori en julio pasado declaró la nulidad del decreto que dispuso el incremento, por desmedido e injustificado e intimó a AUSA a presentar un nuevo cuadro tarifario. Ello no fue cumplido,según surge del nuevo fallo.

En el marco de una acción de amparo en la cual se cuestiona el nuevo cuadro tarifario dispuesto en febrero para las autopistas porteñas, la jueza Liberatori, titular del juzgado N° 4 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, resolvió "tener por incumplida la medida cautelar dictada" el pasado 4 de julio.

Allí se dispuso "la suspensión parcial del aumento fijado en el cuadro tarifado dispuesto en el Decreto 72/2017", y ordenó la readecuación de la tarifa de acuerdo a un criterio justo y razonable a fin de "evitar un perjuicio irreparable en el patrimonio de los usuarios de la red de autopistas".

La jueza dispuso ahora "el tope de aumento tarifario" en un 28.8 por ciento interanual, de acuerdo al cuadro propuesto por los legisladores Andrea Conde y José Cruz Campagnoli, impulsores de la acción de amparo".

Según surge de la resolución, las modificaciones propuestas por AUSA "arrojan una baja estimada del 6,66%, que resulta a todas luces irrelevante, irrisoria y por ende, manifiestamente insuficiente para dar cabal cumplimiento a la medida cautelar dispuesta".

La jueza Liberatori analizó el nuevo cuadro tarifario presentado al tribunal por AUSA, el cual únicamente "otorgaría un descuento adicional de 15% para taxis, para combis y para pesados", modificando el incremento tarifario del 53%, a un "ponderado de la tarifa anual al 46.44%".

"AUSA no tuvo en cuenta al momento de formular el cuadro requerido en la medida cautelar, ninguno de los defectos apuntados por el Tribunal, es decir no excluyó los conceptos excluidos del art. 8 de la ley 3060, no se justificó la variación interanual del GAMO (Gastos de Administración y Mantenimiento Ordinarios) como fue requerido ni presentó el índice inflacionario referido a los costos específicos de la empresa, a los efectos de respaldar sus dichos", dice el fallo.

"Por el contrario, AUSA arguye que se han dado cambios fácticos que influyen sobre la ecuación económico financiera de la concesión, entre ellos una merma del tránsito vehicular, un incremento en costos adicionales en seguridad privada y policía y una probable ampliación de la negociación paritaria.

Pero son sus propios dichos los que permiten concluir que el aumento originalmente implementado, no tenía como fin la recomposición tarifaria, sino un incremento en términos reales, cuyo excedente permitió aumentar los gastos de la concesionaria (comprendidos en el GAMO) con el sobrante existente de la misma recaudación", sostuvo la jueza.

La jueza aclaró además que "en caso de requerirse redondeo en el supuesto de pago manual, deberá realizarse de conformidad con la ley 22.802" (a favor del usuario)".

Dijo también que AUSA conserva la facultad "de disminuir las tarifas dispuestas de considerarlo pertinente" y estableció que "la implementación de dicho cuadro tarifario no importará mengua alguna de la responsabilidad de las autoridades administrativas y de la empresa concesionaria en lo que atañe a la seguridad operativa y de las tareas de reparación y/o mantenimiento que sean necesarias ni podrá afectar las obligaciones ya asumidas con el personal, en particular el acta paritaria".

Explicó además que lo dispuesto "tampoco autorizará incumplimiento alguno del tope previsto en el art. 5° de la ley 3060", el cual expresa que las "Autopistas Urbanas S.A. no puede erogar más del cuarenta (40) por ciento de sus ingresos a los fines de atender los gastos de administración y mantenimiento ordinario de las obras existentes"

El incremento máximo establecido "deberá implementarse en el término de 1 (un) día", dice la resolución que fue firmada ayer y que se difundió hoy.