-

Trasladan a su madre moribunda a una funeraria para ahorrar tiempo

04 de agosto de 2017

Los hijos fueron arrestados por intento de homicio después de que intentaran velar a su madre cuando todavía estaba viva. Una amiga de la mujer los denunció.

Carmen del Pilar Chacón, de 69 años, presenció su propio velatorio esta semana en La Paz, Bolivia, después de que sus hijos pidieran el alta voluntaria del Hospital del Torax y la trasladaran a una casa velatoria hasta que fuese el momento de su muerte.

La mujer fue rescatada por una amiga que dio aviso a la policía y fue trasladada al Hospital del Tórax donde permanece estable tras ser operada.

La hija de la mujer, Claudia Alejandra B. Ch., y su marido, Daniel Mauricio T.V., fueron arrestados junto a Silvia Cecilia B. B. (tía de Chacón) por intento de homicidio piadoso, informó el sitio La Razón de Bolivia.

Policia Pilar Chacon.mp4

"Me siento realmente muy triste por saber que existen seres humanos tan insensibles como todos sus familiares y sus hijos", expresó Escarly Ticona, la amiga de Carmen que se encontró con una escena macabra al llegar a la casa velatoria Los Ángeles.

"Fui a darle mi último adiós a mi amiga, pero al llegar pude cerciorarme de que en ninguno de los dos salones estaba", expresó la mujer en declaraciones radiales. Ticona logró que un empleado de la funeraria le abriera la puerta al cuarto donde estaba la hija de su amiga "ya de luto".

hija carmen.jpg
Los hijos de Carmen fueron arrestados por intento de homicidio<br>
Los hijos de Carmen fueron arrestados por intento de homicidio

"Me asomé a ver a mi amiga y la encontré postrada en una cama con vida, respirando, moviendo su boca. La hija me respondió que ella tenía un hijo, que el hermano tenía un hijo, y que no podían llevarla a la habitación, y ese era el motivo por el que la habían llevado a la funeraria", relató Ticona.

La mujer y el resto de las amigas de Carmen se ofrecieron a cuidarla o pagarle una enfermera, pero la hija de Chacón aseguró que era "una decisión de toda la familia" llevarla ahí y que el médico "le había dado una inyección" la noche anterior con la excusa de que le quedaban "tres horas de vida".

Pero la mujer seguía viva, tapada con una frasada y recostada en una cama en la casa velatoria. Ticona llamó a la policía y a los bomberos para rescatarla mientras los familiares de la mujer fumaban "como si ya fuera un funeral".

"Los familiares reciben la información de que la persona iba a morir y deciden pedir el alta voluntaria. Evidentemente ellos han ido a dejarla esperando que muera, eso no puede ser considerado desde ningún punto de vista ni legal ni jurídico como un tentativa de parricidio o femicidio; el sólo hecho de llevarla y esperar se adecúa a homicidio piadoso", explicó Edwin Blanco, fiscal departamental de La Paz.

Carmen posee un departamento y un auto, por lo que la policía maneja la posibilidad de que la familia esté interesada en la herencia.


Temas