Crimen de Anahí: indagan al profesor de matemática detenido

06 de agosto de 2017

El docente, de 40 años, se encuentra detenido desde el sábado. Deberá declarar hoy. La autopsia reveló que el cuerpo de la chica no tiene signos de abuso sexual. Falleció entre 24 y 48 horas antes del viernes.

El profesor de matemática de la escuela a la que concurría Anahí Benítez, la adolescente de 16 años hallada asesinada y enterrada en la Reserva Natural Santa Catalina del partido bonaerense de Lomas de Zamora, será indagado este domingo como sospechoso del crimen por la fiscal del caso.

El docente, identificado como Leonardo Agostino, de 40 años, dicta esa materia en la Escuela Normal Antonio Mentruyt (ENAM) de la localidad bonaerense de Banfield y quedó preso luego de 20 allanamientos realizados por la Policía bonaerense en una zona cercana a la casa de la víctima, en la localidad de Parque Barón.
Según dijo en declaraciones televisivas una de las fiscales de la causa, Verónica Pérez, Agostino fue aprehendido "por razones de urgencia" cuando se encontraba en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 especializada en Violencia de Género que investiga el hecho, adonde había sido llevado ayer por la tarde a declarar como testigo.
Anahí

"Anoche (por el viernes) se agregaron (a las pruebas) testimonios y un audio de comunicación de la víctima con una compañerita que apuntaba a la sospecha que veníamos teniendo sobre este profesor, de una relación obsesiva que tendría la nena", afirmó Pérez, que luego de eso decidió el arresto del sospechoso e indagarlo este domingo.
Además, esa línea de investigación coincide con lo encontrado durante el allanamiento que se realizó el viernes en la vivienda de Anahí, donde la Policía secuestró una gran cantidad de fotos de Agostino -que estaban dentro de un cuaderno de la joven- y se llevó una computadora y teléfonos de los que surgió la vinculación con el profesor.
En tanto, en uno de los operativos efectuados en otra vivienda fueron halladas una pala con restos de tierra y una olla pequeña con arroz, el alimento que fue detectado en el estómago de la chica durante la autopsia que se le realizó ayer a la tarde.
Los informantes también agregaron a la agencia Télam que la autopsia sobre el cuerpo de Anahí continuó hoy para poder extraer muestras biológicas y realizar una serie de estudios complementarios, tras lo cual se lo entregó a la familia, que comenzará a velarla esta misma noche en una casa de sepelios del centro de Lomas de Zamora.
La fiscal ratificó, tal como se informó ayer, que la chica murió por sofocamiento a raíz de una gran congestión pulmonar y que "no surgió ningún signo de defensa" de parte de la víctima, "ni sufrió abuso" sexual.
Además, la joven no presentaba signos de haber estado cautiva antes de ser asesinada, aunque sí algunos cortes en la mejilla izquierda y lesiones contusas en los párpados.
La data de muerte estimada es de 24 o 48 horas antes del hallazgo, pero se esperan otros estudios de peritos respecto al clima y las condiciones en que fue encontrado el cadáver. El haber permanecido bajo tierra a bajas temperaturas pudo haber retrasado el proceso de putrefacción.
De confirmarse que el crimen se cometió entre jueves y viernes, significa que la joven estuvo con vida en algún lugar desde el sábado hasta ese momento, pero aún no pudo determinarse dónde ni bajo qué condiciones. Para los investigadores, la pista más fuerte es que lo hizo bajo su voluntad.
Durante los operativos realizados a la madrugada, también habían sido demorados dos hombres que, en un principio, se creyó que eran sospechosos de haber tenido algún tipo de participación en el hecho, pero la fiscal aclaró que fue por "tenencia de armas" y quedaron liberados el sábado.