-

Le pegó un tiro en la vagina a la novia y se escapó

11 de agosto de 2017

Un hombre fue condenado a más de 10 años de cárcel por un juego sexual que salió mal. En vez de ayudar a su pareja, se escapó mientras ella se desangraba. La mujer quedará con secuelas de por vida.

Un juego sexual le salió muy mal a una pareja, donde ella casi se muere porque él la abandonó y ahora deberá pagar las consecuencias. David Andrew Jeffers y su novia incluyeron un arma de fuego pero se escapó un tiro.

El grave accidente ocurrió en el Britannia Hotel de Manchester, donde la mujer de 46 años recibió un disparo en las partes íntimas y Jeffers, en vez de ayudarla, se escapó sin siquiera avisarle al encargado.

Embed

Pero alguien escuchó el tiro y le avisó a la policía. Cuando llegaron los agentes, la encontraron tirada en el piso sobre un gran charco de sangre y de inmediato solicitaron una ambulancia.

Tras someterse a varias cirugías, la víctima del disparo se recuperó. Sin embargo, tendrá secuelas de por vida. Mientras tanto, su pareja fue detenida a los dos días.

Él dijo que todo había sido un "accidente" y relató que el arma la había sacado de un bar y que pensaba devolverla. En los últimos días, la Justicia inglesa condenó a 10 años y seis meses a Jeffers por darse a la fuga y no auxiliar a la mujer.

"Dejó a la víctima sangrando en una habitación de hotel, sin mostrarle ningún respeto por su vida", se pudo escuchar al juez durante su resolución.


Temas

En Vivo