El "femicidio" podría ser considerado un delito

18 de abril de 2012

La Cámara de Diputados otorgó su sanción al proyecto que busca incluir en el Código Penal al asesinato motivado por violencia de género.

La Cámara de Diputados dio media sanción este miércoles por la noche al proyecto que propone incorporar la figura del femicidio en el Código Penal como un tipo agravado de homicidio, con 203 votos afirmativos, una abstención y cero votos negativos.


 


El proyecto que propone incorporar la figura del femicidio en el Código Penal como un tipo agravado de homicidio, establece "agravantes por el vínculo" y descarta el uso de atenuantes cuando el hombre tenga antecedentes por violencia.
 
La iniciativa, que incluye los argumentos de unos 13 proyectos impulsados por diputados de diferentes bloques y propone la reforma del artículo 80 del Código Penal en los incisos 1 y 4, tuvo dictamen en un plenario de comisiones de Legislación Penal y Familia hace dos semanas.
 
Los proyectos incorporados en el dictamen fueron presentados por Diana Conti, Adela Segarra, Celia Arena, del Frente para la Victoria; Gustavo Ferrari e Ivana Bianchi, del Frente Peronista; Gerardo Milman, del GEN y Marcela Rodríguez, de Democracia Igualitaria y Participativa, entre otros.


 


 


El proyecto aprobado propone la reforma del artículo 80 del Código Penal en los incisos 1 y 4, de acuerdo a lo resuelto oportunamente por el plenario de comisiones de Legislación Penal y Familia.


El nuevo inciso 1 del texto plantea la pena de "reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare a su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia".


 


En tanto, y a partir de la nueva redacción el inciso 4, define al femicidio como "un crimen hacia una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género".


 


Incorpora, además, como causales "placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión".


 


En relación a los que se califica como femicidio vinculado se sumó durante el debate en particular la pena para aquel que cometiera homicidio "con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación".


 


El texto agrega también que "cuando en el caso  mediaren circunstancias extraordinarias de atenuación, el juez podrá aplicar prisión o reclusión de ocho a veinticinco años aunque no será aplicable "a quien en una ocasión anterior hubiera realizado actos de violencia contra la mujer víctima".


En el inicio del debate, el presidente de la comisión de Legislación Penal, Oscar Albrieu (Frente para la Victoria), dijo que este tema "no es nuevo, viene de fondo de la historia" y aclaro que "los que es nuevo es la teorización que se ha hecho como forma extrema de violencia y que ha tenido como efecto hacerlo visible".


 


En este sentido agregó que "la cuestión debe ser solucionada, como lo estamos haciendo, por parte del Estado, porque encuentra sus raíces en causas sociales, culturales y, a veces, hasta económicas".


 


Por su parte, la presidenta de la comisión de Familia, Silvia Risko (Frente para la Victoria) destacó que "cuando se habla del tema en los noticieros o en los discursos políticos todos nos llenamos la boca, pero pocos estamos en momentos tan importantes como este".


 


"Al igual que los derechos conseguidos con este proyecto, antes recuperamos el derecho a votar, el cupo femenino, el derecho de la mujer a la ligadura de trompas, o la legislación contra la violencia de genero", aseveró.


 


Desde el radicalismo, la diputada Maria Luisa Storani señaló que Si bien apoyó la penalización del femicidio aunque advirtió que "cuando se llega a aplicar el Código Penal es cuando la mujer ya murió".


"Después de Wanda Tadei, en que el músico de Callejeros estuvo un tiempo en libertad, quedo en el imaginario colectivo de los victimarios que puede haber impunidad", puso como ejemplo.


 


En el marco de los breves discursos que permitieron un ágil tratamiento del tema, la diputada de Libres del Sur, Victoria Donda, celebró la  aprobación del proyecto al señalar que "estamos muy satisfechos ya que implica un paso importante en el tratamiento de la violencia de genero en la Argentina".


 


Agregó que este proyecto "implica un reconocimiento del flagelo de la violencia de genero, y un aporte más a su erradicación".