Simuló ser un maniquí tras robar, pero fue descubierto

19 de junio de 2012

El joven había asaltado un local de Rosario y pensó que si se quedaba quieto la Policía no lo iba a diferenciar de un maniquí. Terminó preso, en manos de la Justicia local.

Un joven que había ingresado a robar a un comercio de Rosario simuló ser un maniquí para evitar ser arrestado, pero mientras posaba inmóvil en la vidriera y con lentes de sol fue descubierto por un policía que lo enfocó con una linterna en la cara.


El curioso incidente ocurrió este lunes en una óptica ubicada en Caferatta 539, en la zona céntrica de esta ciudad. Minutos antes de las 7, el joven ingresó al local tras violentar una reja y romper una de las vidrieras. 

Si bien el muchacho no lo detectó, la alarma del local alertó a la policía sobre la intrusión, por lo que en pocos minutos un patrullero de la comisaría séptima fue a inspeccionar el lugar.


Tras una requisa exhaustiva en la que los policías no detectaron faltantes evidentes, uno de los agentes tuvo curiosidad por una figura humana parada con lentes de sol, en una de las vidrieras.
El efectivo alumbró con una linterna potente el rostro del maniquí, que comenzó a temblar y emanar gotas de sudor.


Al comprobar que se trataba de un ser humano, el joven fue detenido y trasladado a la seccional de la zona. El joven quedó a disposición de la justicia Correccional en turno de Rosario.

Temas