Vacacionaba en Italia, sufrió un ACV y no puede volver al país

02 de julio de 2012

María Mercedes Sverko es una docente cordobesa que sufrió un accidente cerebro vasuclar durante su estadía en Europa. Ni la obra social ni el seguro del viajero la cubren.

María Mercedes Sverko es una docente jubilada cordobesa de 63 años que está varada en Italia, tras haber sufrido un accidente cerebro vascular (ACV) el 7 de mayo, mientras estaba de vacaciones. La familia está viviendo un verdadero drama: ni el seguro del viajero ni la obra social la asisten para poder traerla al país, y encima no pueden girarle euros al hijo que viajó a Italia a cuidarla.

El pasado 28 de abril, Sverko llegó a la ciudad de Castelraimondo, en el centro de Italia, para realizar un curso intensivo de un mes de italiano, gracias a una beca que le otorgó la Facultad de Lenguas de la Universidad de Córdoba. El plan incluía luego recorrer varias localidades italianas e incluso trasladarse hasta Croacia, para conocer la casa de sus padres.

Pero el 7 de mayo, la docente cordobesa sufrió un accidente cerebro vascular (ACV) y desde entonces la familia vive un calvario. La mujer fue derivada en helicóptero a la ciudad de Ancona, donde se encuentra internada en grave estado.

A los pocos días del suceso, su hija Noelia viajó a Italia para acompañarla y hace un mes la reemplazó su hermano Marcos, quien duerme en una casa de la Iglesia, donde se hospeda gratis pero debe pagarse la comida, informa el diario Clarín.

La docente no puede ser llevada de regreso a Córdoba porque ni el seguro del viajero que contrató, ni el PAMI ni la Embajada argentina en Italia se hacen cargo del traslado sanitario que necesita.

La docente había contratado una cobertura de 50 mil dólares pero la agencia no se hizo cargo de la atención ni del traslado sanitario al aducir que tenía una "enfermedad preexistente".

"Como no nos dio mayor respuesta que un seguro de US$400 por todo concepto, decidimos acudir al PAMI, del que es afiliada mi madre, y que tiene convenio con Italia para la cobertura total médica y el vuelo sanitario. Ya pasaron dos meses y aún no obtenemos respuesta. PAMI no nos dice que no, pero tampoco nos dice sí, ni tal vez. Mientras, mi mamá está perdiendo días valiosos para su rehabilitación", contó Noelia, la hija menor.

En declaraciones a Radio 10, la mujer contó que era la primera vez que su mamá viajaba fuera del país y que a los 10 días sufrió el aneurisma, por lo que "su sueño se convirtió en una pesadilla".

Por tal motivo, indicó que impulsarán una denuncia penal a las autoridades nacionales por abandono de persona.

"Mi mamá era una mujer muy saludable, la asistencia al viajero que contratamos nos dijo que su problema era congénito y por eso no le cubrió la atención médica, pero eso es absurdo porque era imposible saber eso", precisó.

En el consulado argentino en Roma y en la Cancillería tampoco le facilitaron el regreso al país. Según Noelia, le dijeron que estaban haciendo gestiones con el PAMI pero aún siguen sin respuestas. El viernes pasado, Carlos Nayi, abogado de la familia, presentó un recurso de amparo ante el juez federal Alejandro Sánchez Freytes para que "la Nación, la Provincia y PAMI resuelvan el traslado en un avión sanitario de la paciente".