Una terapia infantil del Durand fue cerrada por falta de médicos

04 de julio de 2012

El gobierno porteño arguye que es temporaria hasta que se reemplacen los médicos que renunciaron. Pero trabajadores, vecinos y políticos opositores reclamaron en la puerta del Hospital.

Una sala de terapia infantil del Hospital Durand fue cerrada este martes porque, aparentemente, renunciaron tres neonatólogos a la vez.


Así lo arguyó el gobierno porteño cuando fue consultado por el matutino La Nación. Aclararon que el cierre es temporal y que "la sala no puede funcionar sin estas personas, menos en plena época de bronqueolitis".


Los niños que estaban internados allí fueron trasladados a otros hospitales hasta que se designen nuevos médicos y se reabra la sala del Durand.


A partir de ello, legisladores, funcionarios y referentes kirchneristas de la Ciudad acompañaron el reclamo de los trabajadores.


En una conferencia de prensa brindada en la puerta del hospital, ubicado en el barrio de Caballito, el legislador Juan Cabanadié afirmó que "hay dos temas que nos convocan hoy: la salud pública y la infancia, porque el cierre de esta sala explica el por qué del aumento del 26 por ciento de la mortalidad infantil durante el 2011".


"Denunciamos que en agosto de 2010 Mauricio Macri inauguró este servicio que nunca funcionó correctamente y hoy se está cerrando", dijo.


"Pero también denunciamos que en el Hospital Argerich no funciona el tomógrafo, que hay un faltante de 8.000 enfermeros en la Ciudad de Buenos Aires, que en el Tobar García no hay  cardiólogos", afirmó Cabandié.


En este sentido, agregó que "el jefe de gobierno quiere endeudarse para hacer ciclovías y no ejecuta el presupuesto de infraestructura hospitalaria, ya que en 2011 ejecutó sólo el 25% de los casi 190 millones de pesos asignados a las distintas obras que debería haber realizado".


El legislador estuvo acompañado por los legisladores porteños Aníbal Ibarra, Francisco "Tito" Nenna, María Elena Naddeo, María José Lubertino, además de personal médico y no médico del hospital, representantes de la Comuna de Caballito y el dirigente gremial Andrés Rodríguez (UPCN).


Al finalizar, Cabandié consideró que "Macri está más preocupado por endeudar que por invertir en salud pública" rodeado de pancartas con leyendas como "Macri hacete cargo".

Oscar Trotta, médico pediatra del hospital, denunció que "durante la inauguración de la sala, que hoy se está cerrando, se inauguró también la de terapia intermedia, que tampoco se puso en funcionamiento".


Trotta aclaró que, "el ministro de Salud de la Ciudad es quien tiene la responsabilidad absoluta, porque el director y la subdirectora del hospital han hecho los concursos correspondientes para la asignación del personal, pero no hay respuesta, lo que demuestra la gran ineficiencia en la gestión".


Por último, señaló que "nosotros como sociedad tenemos que poner el límite, que son los niños, porque acá se tocan servicios que son básicos para la salud".


Por su parte, Ondina Fraga, comunera del barrio de Caballito destacó que "el hospital Durand es un símbolo del barrio y de la salud pública y que la terapia pediátrica este cerrada es una tragedia, porque llega a muchos barrios ya que está ubicado en el Centro de la Ciudad".


Luego, en diálogo con la prensa, Cabandié aseveró que "esto demuestra el retroceso en materia de salud en la Ciudad de Buenos Aires".


Y recordó que, "si bien el 18 por ciento de los porteños están obligados a asistir al hospital público, porque el resto tiene obra social o prepaga, si le pasa algo en la vía pública, el primer lugar al que deberá ir es al hospital público".

 

 

Temas