Cien contribuyentes VIP usaban un hotel como "cueva fiscal"

06 de julio de 2012

Se trata del hotel Las Naciones, sobre avenida Corrientes al 800, en pleno microcentro. En un establecimiento que tiene 90 habitaciones se registraron 130 domicilios fiscales. Entre ellos figuraría el de Carlos Salvador Bilardo.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó un procedimiento en un hotel de microcentro porteño sospechado de operar como una "cueva fiscal", debido a que figuraba como domicilio fiscal de 130 contribuyentes, quienes en su mayoría mostraban incumplimientos tributarios.

En el procedimiento -realizado en el Hotel Las Naciones, ubicado en avenida Corrientes al 800- los inspectores buscaron constatar cuántos de esos contribuyentes que declararon ese domicilio fiscal prestaban o desarrollan su actividad comercial en el lugar, tal como disponen las normas vigentes. Además, se efectuaron controles de facturación, registración y de inscripción del lobby, confitería y restaurante del hotel.

Durante el operativo se constató que la habilitación municipal para realizar la actividad está a nombre de otros titulares. Por ello, la AFIP dio intervención a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Además, entre los 130 contribuyentes que dieron como domicilio fiscal "se encuentran importantes figuras del ambiente artístico y del deporte", aseguró la AFIP.

A esos contribuyentes la AFIP les fijó un plazo de 10 días para aportar los elementos que acrediten la veracidad de los domicilios declarados. Una vez recibida las respuestas, se analizará el estado que le corresponderá pudiendo impugnar o bloquear la constancia de inscripción.

En el hotel, los agentes de la entidad tributaria constataron que el movimiento habitual de pasajeros y turistas "resulta el marco ideal" para establecer una "cueva fiscal", toda vez que la seguridad en el ingreso restringe y diluye las acciones de control por parte de la AFIP.

Paralelamente al procedimiento, también se fiscalizaron a otros tres contribuyentes vinculados con la explotación del hotel y se encontraron una serie de contratos de cesiones de derechos que, a "prime facie", les podrían permitir declararse "insolventes" ante determinaciones impositivas.

Las penas por este tipo de inconductas tienen una pena de prisión de hasta 6 y 9 años para los casos del delito de evasión agravada, provisto en la Ley Penal Tributaria (Ley 24.769) y pueden involucrar tanto a los responsables directos del delito de evasión como a las personas que asesoraron en el armado de la estructura empresarial que facilite el desarrollo de los ilícitos.

La AFIP destacó que la dirección donde está ubicado el hotel, "también se puede encontrar en varios portales (de internet) donde se ofrecen servicios de masajes y acompañantes VIP".

"Obviamente, los portales no mencionan que el servicio se presta en ese hotel, pero las fotos que ilustran la página son las mismas que aparecen en la web del reconocido hotel céntrico", señaló la entidad que dirige Ricardo Echegaray.

Temas