Indagan al hijastro del empresario que apareció asesinado en Moreno

27 de julio de 2012

El cuerpo de Domingo de palma apareció en un tonel cubierto de cal. Además continúa la búsqueda del pequeño hijo de 6 años, con quien la víctima había desaparecido el pasado 9 de julio.

El hijastro de Domingo De Palma, el hombre hallado muerto el martes último en un descampado de Moreno con un disparo en la cabeza y su cadáver cubierto con cal, será indagado este viernes tras ser detenido por una causa por robo y se espera que aporte información útil para esclarecer el crimen.

Fuentes policiales informaron que además continuará la búsqueda del pequeño hijo de 6 años de De Palma (57), con quien la víctima había desaparecido el pasado 9 de julio.

El hijastro de De Palma, de nombre Diego e hijo de una de sus ex parejas, quedó detenido este jueves cuando la policía allanó su casa en la localidad de San Miguel y encontró un semirremolque con pallets de venenos y fertilizantes robados el 14 de julio en un asalto tipo comando a una empresa de General Rodríguez.

De acuerdo a los voceros, el fiscal de Luján que investiga el robo, Oscar Reggi, tiene previsto indagarlo cerca del mediodía, cuando también lo consultará sobre el entorno familiar y laboral en que se desempeñaba la víctima, hallada tapada con cal en el barrio Las Catonas, de Moreno.

Los pesquisas esperaban que el detenido pudiera brindar información sobre cuáles eran las actividades de De Palma, qué círculos frecuentaba y si tenía enemigos o deudas.

En tanto, cuando el joven fue detenido anoche en San Miguel, aseguró a la policía que si bien tenía contacto bastante seguido con el niño, no sabía dónde podía estar.

Es que además del esclarecimiento del crimen de De Palma, las autoridades siguen en la búsqueda de su pequeño hijo, para lo cual se efectuaron una serie de rastrillajes en el lugar del hallazgo del cadáver y sus cercanías.

Según dijeron los voceros, los investigadores también trabajan sobre la hipótesis de que el niño esté vivo y en la casa de algún familiar de su madre, fallecida meses atrás.

En ese sentido, Carolina De Palma, hermanastra por parte de otra mujer de la víctima, contó a los pesquisas que su padre y hermanastro vivían solos, que al momento de radicar la denuncia no sabía nada de ellos dos desde hacía varios días y que pensaba que quizás habían viajado al interior del país.

Macabro hallazgo

De Palma fue hallado el martes en un terreno ubicado en la intersección de las calles Ramón Franco y Gandolfi, de Las Catonas, pero fue identificado ayer, cuando personal de Policía Científica cargó las huellas dactilares en el sistema AFIS, la base de datos de improntas digitales de personas con antecedentes penales.

Así, los pesquisas constataron que esas huellas pertenecían a De Palma, quien en 1989 había estado preso en el marco de una causa por portación ilegal de arma de guerra, dijeron los informantes.

El cadáver estaba cubierto con cal y con el rostro, la cabeza y uno de los hombros parcialmente comidos por roedores y alimañas, y a unos 40 metros del lugar se encontró un tambor metálico de 200 litros en el que se cree fue trasladada la víctima hasta el descampado, indicaron los voceros.

Los médicos de la Policía Científica de Mercedes que practicaron la autopsia determinaron que la víctima presentaba en el cráneo lesiones compatibles con el pasaje de una bala que entró y salió, y que no fue encontrada en el cadáver.

En cuanto a la data de muerte, los expertos realizaron una primera estimación que indicaría que De Palma fue asesinado el sábado, aunque no descartan que el crimen se haya cometido antes y que la cal haya mantenido el cadáver en mejor estado. 

Temas