Huían de la policía, se refugiaron en negocios, y de paso los asaltaron

01 de agosto de 2012

Ocurrió en Santa Fe, cuando los delincuentes armados ingresaron en comercios de Casilda y Avellaneda, se alzaron con dinero en efectivo y escaparon en una moto, también robada.

Dos delincuentes que eran perseguidos por la policía se refugiaron en dos locales de Santa Fe, en la zona del Viaducto Avellaneda y, de paso, también los asaltaron y huyeron con dinero en efectivo en una moto robada.

Pese a las cámaras de seguridad, los ladrones actuaron bajo amenazas de armas de fuego y luego escaparon con dinero en efectivo de ambos lugares. No hubo que lamentar víctimas fatales y los ladrones habrían sido detenidos, informó el diario La Capital.

El hecho sucedió a las 9.45 en Casilda y Avellaneda cuando dos hombres de alrededor de 20 años ingresaron a una casa de iluminación, redujeron a clientes y empleados con el objetivo de robar la recaudación del local.

"Actuaron muy rápido, se bajaron con una pistola y nos pidieron la plata. Nos tiraron al suelo, nos requisaron y se llevaron dinero. Gracias a Dios no hubo que lamentar víctimas", señaló un empleado del lugar en declaraciones a Canal 5.

      Embed

"Te atropellan, a una de las chicas la tiraron al piso y a nosotros también. El titular tenía el dinero para pago de sueldos, impuestos y unas cosas más", precisó el comerciante.

Cuando lograron escapar, los delincuentes se fueron directo a una verdulería lindera y de manera violenta también arremetieron  lo que había a su alrededor.

"Fue una cosa terrible, estaba con mis dos hijas, querían plata y uno dijo: ‘Tirale, tirale, matalo, matalo’. Tuve suerte que sólo se llevaron la plata. Yo creía que me mataban a mi hija", aseguró indignado el titular del comercio.

Temas