-

Condenaron a 21 años de prisión al hombre que baleó a su ex esposa

09 de agosto de 2012

Javier Weber fue condenado después de haber baleado a su ex pareja en la puerta del colegio de sus hijas.

El hombre acusado de haber baleado de seis tiros y herido gravemente a su ex esposa en el barrio porteño de Palermo, en agosto de 2010, en la puerta de la escuela de sus hijas, fue condenado este martes a 21 años de prisión.

La sentencia fue dictada esta tarde por el Tribunal Oral en lo Criminal 9 porteño contra Javier Weber (54), quien fue hallado responsable de tentativa de "homicidio agravado por ser cometido con arma de fuego" en perjuicio de Corina Fernández.

"Yo creo que él está obsesionado conmigo y gracias a Dios le dieron muchos años porque creo que mis días están contados hasta el día que no esté preso", sostuvo Corina en la puerta del Palacio de Tribunales porteño tras conocer el fallo.

El hecho que se juzgó ocurrió el 6 de agosto de 2010 en la puerta de la escuela Manuela Pedraza, ubicada en Malabia 2272, de Palermo, donde Fernández acababa de dejar a sus dos hijas para que concurrieran a clases.

Apenas las niñas ingresaron, la mujer fue atacada a balazos por Weber, que le disparó seis tiros, tres de los cuales impactaron en su cuerpo, otros dos erró y el sexto no salió.

Los testigos dijeron que el autor de los disparos fue un hombre que estaba parado en la vereda de enfrente al colegio en actitud sospechosa y que llevaba sobretodo, lentes oscuros, boina, un diario bajo el brazo y una bolsa de papel donde se cree que ocultaba el revólver calibre .32 con el que cometió el ataque.

Pese a estar herida, la víctima pudo correr hasta el colegio, desde donde se llamó a la Policía y al SAME, que la trasladó al hospital Fernández, donde permaneció internada hasta recuperarse.

Por el hecho, fue detenido al día siguiente del ataque el padre de las niñas, con quien Corina mantenía una relación conflictiva e incluso había abandonado el hogar cansada de la violencia que éste ejercía.

El hombre ya había sido condenado poco antes del hecho a un año y medio de prisión en suspenso por amenazar a su esposa, de quien estaba separado "de hecho", por lo que hoy se unificó esa pena a la de 20 años que se le aplicó por intentar matarla y quedó una condena única de 21 años de cárcel.


Temas

En Vivo