Fue a un albergue con una perra y la dejó muerta en la cama

14 de agosto de 2012

El hecho ocurrió en la localidad santiagueña de La Banda y habría sido perpetrado por un remisero. Organizaciones protectoras de animales protestan en los tribunales.

La policía buscaba este martes a un remisero que pasó la noche con una perra en un albergue transitorio de la localidad santiagueña de La Banda, pero la abandonó muerta en la cama de la habitación.

Fuentes policiales informaron que a las 8.30 del lunes personal de limpieza del motel ubicado en el barrio San Fernando ingresó en una de las habitaciones y alcanzó a ver la pata de un perro que salía debajo de las sábanas, por lo que de inmediato comunicó el hecho a la comisaría 47.

El veterinario de la Sección Canes de la fuerza de seguridad constató que se trataba de un animal de raza mestiza, que pesaba unos 45 kilogramos y había sido asfixiado.

Al tomar testimonio a la encargada del motel, se supo que un hombre solo que se movilizaba en un remís había ingresado a las 2.30 y que había pagado por dos turnos. Poco después de las 5, se retiró y dijo que su acompañante se quedaba a dormir hasta que se completara el tiempo contratado.

En la filmación de video de la cámara de seguridad del lugar sólo se ve al conductor, que había sido identificado en la noche del lunes y era buscado por la policía.

En tanto, distintas organizaciones protectoras de animales anunciaron se congregarán esta martes por la mañana en el Centro Judicial Banda para realizar una presentación y entrevistarse con el juez penal de turno, Ramón Gómez.

Según dijeron, le pedirán que se aplique la ley nacional Nº 14.346, que contempla penas que van de quince días a un año de prisión a quien infringiera o malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales.

Temas