"La inflación sólo si es muy alta puede afectar el crecimiento"

14 de agosto de 2012

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz elogió la política de retenciones a las exportaciones llevada adelante por el Gobierno.

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz elogió este martes la política de retenciones a las exportaciones llevada adelante por el Gobierno y consideró que la inflación "sólo si es muy alta, puede afectar el crecimiento".

Stiglitz -quien disertó en el seminario "La Crisis de Deuda y su Resolución", organizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires- destacó el manejo que hizo el  Gobierno de "los beneficios que fueron a los exportadores", como consecuencia de la salida de la crisis, "en el proceso de distribución" de los ingresos.

El economista estadounidense señaló también que "la inflación puede tener un efecto adverso en el crecimiento, pero sólo si es muy alta", por lo que desestimó la preocupación de los mercados por el incremento de los precios, al indicar que "la preocupación principal de los mercados financieros nunca han sido los pobres".

Stiglitz consideró que "la reestructuración de la deuda (hecha por la Argentina) da una posibilidad de tener un nuevo comienzo", pero advirtió que "es importante aprender de los errores y no endeudarse nuevamente".

El premio Nobel de Economía sostuvo que "vale la pena pensar en la experiencia argentina para tomar conciencia de los desafíos a enfrentar", en referencia a la crisis de los países centrales, y destacó que "la mayoría diría que la experiencia argentina fue un éxito total".

El economista comparó "los costos enormes" que tuvo la Argentina por continuar con la convertibilidad, con lo que está teniendo Europa, en alusión al mantenimiento del euro.

Respecto de la crisis internacional, sostuvo que "los prestamistas han prestado de más" y que "la comunicada prestamista internacional siempre va a culpar a los que toman prestado, cuando la culpa es de ambos".

"La deuda y el déficit que tienen España e Irlanda son latigazos de la crisis de los Estados Unidos y no por el aumento del gasto" en esos países, remarcó el premio Nobel de economía, quien consideró que "reducir el gasto podría exacerbar el problema".

Tras elogiar la reestructuración de la deuda argentina, Stiglitz señaló que "eso, por sí sólo no hubiese resuelto el problema sino se hubieran hecho otras reformas profundas", entre las que mencionó las realizadas en el tipo de cambio.

Por otra parte, el economista consideró como "un logro haber manejado los beneficios que fueron a las exportaciones para distribuirlos", en alusiones a las retenciones aplicadas por el Gobierno a las ventas externas.

Respecto de la inflación, Stiglitz consideró como "una mentira" la preocupación de los mercados financieros por el aumento de ese parámetro, aunque destacó que si el aumento de los precios "es muy alto puede afectar el crecimiento".

"La inflación puede tener un efecto adverso en el crecimiento, pero la preocupación principal de los mercados financieros internacional nunca han sido los pobres", apuntó el economista, quien añadió que "uno de los logros de haber reducido la deuda es haber disminuido la dependencia con los mercados financieros".

Temas