-

¿Qué personas pueden ayudarte a conseguir trabajo?

11 de septiembre de 2012

La búsqueda de un nuevo empleo no debe ser un proceso solitario. Por eso, expertos sugieren rodearse de distintas personas y solicitarles ayuda. Lo llaman "reclutamiento informal".

Hace poco tiempo, surgió un nuevo uso para el antiguo refrán que dice "No importa lo que sabés, sino a quién conocés". Esa aplicación diferente de esta frase se refiere al "reclutamiento informal", un fenómeno que está sucediendo cada vez con mayor frecuencia. Por eso, es clave conocer a las personas que pueden ayudar a conseguir un trabajo.

Hay un dato aún más alentador: cuanto mayor es el pago, más probable es que el trabajador haya conseguido ese trabajo a través de una conexión informal, según un estudio en el que se analizó la contratación informal a través de los medios sociales difundido por el portal de noticias CNBC.

En este sentido, no hay dudas de que los contactos en diferentes lugares y empresas aumentan las chances de conseguir el trabajo deseado. Sin embargo, no solamente se trata de personas a las que se accede frecuentando clubes de campo o cócteles de gran distinción.

Las personas que pueden ayudar a conseguir un empleo, muchas veces, no están tan lejos. Es la gente que uno suele ver todos los días.

- Tus vecinos. La próxima vez que no le des importancia al hecho de que tu perro entre a hacer sus necesidades al jardín del vecino, recordá que quien vive allí puede ser tu futuro jefe o un amigo de tu próximo encargado.

Los lazos vecinales son vínculos muy fuertes y, en muchos casos, duran mucho tiempo en nuestras vidas. Las personas que cultivan una buena relación con sus vecinos, consiguen buenos empleos.

Por eso, deberás tener el mejor comportamiento y asegurarte de participar en las actividades del barrio. Nunca sabés con quién vas a coincidir.

- Los padres de los amigos de tus hijos. Si tenés niños, sabrás que este aspecto abre una nueva puerta a la vida social.

Conocer a otros padres y trabajar junto a ellos en proyectos escolares, puede favorecerte. Esos padres pueden estar buscando a alguien de confianza para contratar y, quieras o no, ellos saben mucho de vos y los miembros de tu familia, por lo que eventualmente te pueden tomar en cuenta.

- Los maestros de tus hijos. Los profesores tienen parejas, hermanas, hermanos, padres y amigos, que trabajan y que en algún momento pueden tener que recomendar a alguien. Implicarte en la escuela de tus hijos y su desempeño, además de comportarte con dignidad y justicia, no solamente será bueno para tu crecimiento, sino también para que puedas tener una buena reputación.

- Tus compañeros de trabajo. El hecho de que todos trabajemos juntos en el mismo lugar, no significa que siempre será así. Nuestros compañeros de trabajo se trasladarán a nuevos puestos y tendrán nuevas oportunidades. Tu misión es que al surgir esas nuevas chances, ellos piensen en vos para ese puesto. Lo mismo puede ocurrir si sus parejas o familiares saben de vacantes de trabajo que hay que completar. Si tratás a tus compañeros de trabajo con respeto y amabilidad ahora, a futuro sólo queda la opción positiva: que te recomiende para un trabajo.

- Tu jefe. A veces nos olvidamos de que nuestros jefes también son personas. En algún momento, podría venir un mejor trabajo y nuestro supervisor podrá irse a un lugar más conveniente para él. Muy a menudo, los gerentes recién contratados llegan para crear su propio equipo. Por esto, tu conducta actual te ayudará a estar en la lista corta de la contratación de personal en ese nuevo trabajo de tu jefe.

Temas