El duro trauma que intenta superar Lola Bezerra

12 de octubre de 2012

La vedette develó una gran dolencia que acarrea desde pequeña y le lleva varios años de psicoanálisis.

A los 25 años, Lola Bezerra continúa a paso firme su carrera artística. La modelo y vedette se luce en  "Cuatro Colas y un Funeral" que está de gira por el país y fue contratada por la señal Fox Sport para conducir un programa. Detrás de sus infartantes curvas y su belleza se esconde una mujer que aún sufre el abandono de su padre.

"Es horrible que un padre te rechace, yo sé lo que digo. Nunca voy a perdonar a mi padre. A un hijo que le hacés es, lo marcás de por vida. De hecho, por más que hice terapia durante un montón de tiempo, un montón de cosas que hoy me acompañan, sé que se deben a eso", develó Lola a la revista Paparazzi.

La modelo fue novia de Tomás Costantini, quien está en el ojo de la tormenta  por no querer reconocer el hijo que tendrá con su ex pareja la modelo Jimena Campisi, con quien Bezerra se solidarizó.

La impactante rubia lleva años de terapia intentando sobreponerse al abandono de su progenitor, por lo que aprovechó y desde su experiencia le recomendó al empresario hacerse cargo de su hijo para evitar hacerle un daño irreversible.

"Siento inseguridades, por más que los demás me vean divina en una revista yo siempre me tiro abajo. Los celos son otra consecuencia. Te hacen sufrir pero son por miedo a que te abandonen. La terapia me ayudó mucho pero, con una mano en el corazón, te aseguro que hay cosas que no se olvidan", concluyó Lola.

Temas