Pondrán botones antipánico por los incidentes en el Fiorito

27 de noviembre de 2012

Además, lanzarán un 911 exclusivo para los hospitales. Las decisiones se adoptan luego de los graves hechos de violencia del domingo.

El Hospital Fiorito pondrá botones antipánico y se pondrá en funcionamiento, en el plazo de 48 horas, un 911 específico para todos los centros de salud públicos, en una serie de medidas tomadas a raíz de los graves hechos de violencia del domingo.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, se reunirá este martes con el titular de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, con el fin de consensuar otras medidas para fortalecer la seguridad en los establecimientos sanitarios provinciales.

Autoridades sanitarias de la Provincia acordaron así poner en funcionamiento botones antipático y un nuevo protocolo de acción policial en el Hospital Fiorito ubicado en Avellaneda, donde el domingo fueron agredidos integrantes del equipo de salud por parte de familiares de dos pacientes fallecidos.

Las decisiones fueron consensuadas este martes por la mañana durante una reunión en ese establecimiento provincial, que fue presidida por el jefe de gabinete de Salud, Pablo Garrido, y de la que participaron las autoridades del hospital; el jefe de la Departamental, Carlos Alberto Perillo, y representantes de los gremios Cicop, ATE, Sindicato de Salud Pública, AMRA y UPCN, además de referentes del Colegio de Médicos Distrito 2, Femeba y Femecon.

Garrido adelantó que a las 19 de este martes "Collia recibirá en su despacho al titular de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal, para coordinar nuevas medidas relacionadas con la policía de la provincia en la red hospitalaria de la provincia de Buenos Aires".

Por su parte, la coordinadora del Programa de Prevención y Asistencia Médico Legal, Cecilia Pozo, explicó que "en el encuentro de este martes por la mañana se acordó colocar botones antipánico para el personal de salud, que los conectará con la policía del hospital o los agentes de seguridad privada en caso de que alguien se encuentre en peligro".

Asimismo, acotó que se definió un nuevo "protocolo de acción policial" que establecerá cómo deben actuar los efectivos policiales y de la seguridad privada en casos de violencia "para que el equipo de salud sólo se ocupe de la asistencia del paciente y que las tareas de prevención en materia de seguridad queden en manos de los agentes que están allí, especialmente para eso".

También se decidió que los puestos fijos de vigilancia continúen en los servicios de guardia, pediatría, obstetricia, consultorios externos y en la puerta de ingreso. "Cada agente portará un handy que permitirá la intercomunicación de los posibles eventos que ocurran en el hospital y la pronta comunicación a la autoridad policial de la jurisdicción", detalló el jefe de la Departamental, Carlos Alberto Perillo.

En las próximas horas se pondrá en funcionamiento en ese hospital una campaña con afiches y capacitación del personal para desalentar las agresiones entre los usuarios y los miembros del equipo de salud.

Las autoridades informaron que el jueves se realizará, en el hospital Fiorito, una nueva reunión de la Mesa de Consenso por Hospitales Libre de Violencia, de la que participan autoridades y gremios.

Temas