El juez Alfonso declaró constitucional la Ley de Medios

15 de diciembre de 2012

El magistrado falló que los artículos 45 y 161 de la norma respetan la Constitución Nacional. Así deja de tener efecto la medida cautelar que favorecía al Grupo Clarín.

El juez en lo Civil y Comercial Federal Horacio Alfonso desestimó el pedido del multimedios y declaró constitucionales los artículos cuestionados. El martes pasado el fiscal Fernando Uriarte ya había dado una clara señal en el sentido en que podía expedirse Alfonso al recomendar al magistrado que desestimara la presentación del Grupo Clarín. Si bien los dictamenes de los fiscales no son vinculantes, sí son indicativos del rumbo que está tomando la causa.

      Embed

De esta manera la justicia se expide por primera vez sobre la cuestión de fondo y hace caer la medida cautelar que impidió la plena aplicación de la ley. El Grupo Clarín se había visto, gracias a la cautelar, al margen de la obligatoriedad de desinvertir que pesa sobre todos los grupos que excedan los límites de licencias y cuotas de mercado previstos en la norma.

El Grupo Clarín ya adelantó que apelará la sentencia ante la Cámara Federal. El gobierno nacional se encuentra habilitado a recurrir a la Corte Suprema de Justicia en per saltum al entender que se trata de una situación "de gravedad institucional", de modo que el máximo tribunal resuelva finalmente la controversia y se pueda avanzar en la plena aplicación de la ley de Medios.

El lunes pasado la Corte había rechazado por improcedente un recurso de per saltum presentado por el gobierno nacional. En sus fundamentos, los magistrados entendieron que “el presente recurso no ha sido interpuesto contra una decisión dictada por un juez de primera instancia. Ello determina su improcedencia al no adecuarse al recaudo exigido”. La corte cita el texto de la ley 26.790, promulgada el pasado 4 de diciembre e indica que “sólo serán susceptibles de ser apeladas por la vía del recurso extraordinario por salto de instancia las sentencias definitivas de primera instancia, las resoluciones equiparables a ellas en sus efectos y aquellas dictadas a título de medidas cautelares”.

Si bien el juez Alfonso tenía 40 días para fallar, el magistrado acató la orden de la Corte Suprema de Justicia para que se pronunciara con celeridad en medio de la disputa por la prórroga de la cautelar.