Zaffaroni avisó que deja la Corte en un año y 11 meses

30 de enero de 2013

Dijo que lo hará al cumplir los 75 años, edad establecida para el retiro de los magistrados. El tema es polémico: sus pares Fayt y Petracchi superan ese techo y se niegan a renunciar.

El juez de la Corte Raúl Zaffaroni anunció este miércoles que dejará su lugar en el máximo tribunal de la Nación dentro de "un año y 11 meses", es decir cuando cumpla 75 años de edad, y negó tener un proyecto político electoral.

De esa manera, el magistrado avisó, en declaraciones radiales, que cumplirá con la restricción que establece esa edad como techo a la carrera de los magistrados y, acaso involuntariamente, desempolvó una polémica que involucra a dos de sus colegas más cercanos: los también ministros de la Corte Carlos Fayt y Enrique Petracchi.

Fayt supera largamente los 75: el pasado 1 de febrero cumplió 95 años y sigue en funciones, porque esgrime un fallo de 1999 con el que el propio máximo tribunal, con la mayoría menemista, invalidó el inciso 4 del artículo 99, que le impedía continuar en funciones a menos que obtuviera un nuevo acuerdo del Senado. 

El mismo caso es el de Petracchi, que el 16 de noviembre de 2012 celebró sus 77.

La controversia sobre la negativa de algunos jueces a retirarse se recalentó en el año 2010, cuando el entonces diputado kirchnerista Alejandro Rossi impulsaba un proyecto para la evaluación periódica de los jueces.

En ese momento, Rossi dijo que la permanencia de Carlos Fayt en la Corte Suprema, a sus entonces 92 años, "es un ejemplo moral poco edificante", según publicó el diario Página 12

Un día antes, otro diputado oficialista, Carlos Kunkel, había puesto de relieve que un grupo de magistrados –once jueces nacionales– ya habían superado los 75 años y seguían sin jubilarse, pese a que la Constitución establece que a partir de esa edad necesitan un nuevo acuerdo para seguir en funciones. "No cumplen con la ley", había denunciado.

Al citar el caso de Fayt y reclamar su salida, Rossi le había reclamado a la Corte una urgente oxigenación de la la Justicia .

Para los supremos, la restricción fue introducida de manera dudosa en la reforma constitucional de 1994 y no respeta la garantía de inamovilidad que, dicen, los ampara. 

Irán

En tanto, Zaffaroni negó que el acuerdo alcanzado por el Gobierno nacional y el de Irán para avanzar en la investigación del atentado a la AMIA suponga una cesión de soberanía por parte de la Justicia nacional.

El magistrado consideró que "no hay inconveniente en tomar indagatoria fuera del territorio; no sería inconstitucional", tal como lo establece el acuerdo.

Asimismo, opinó sobre la creación de una Comisión de Verdad, al estimar que se trata de una comisión asesora, debido a que "en el mundo, las comisiones de la verdad se establecen para no aplicar una pena", lo cual no es el caso.

El martes, el canciller Héctor Timerman se reunió con el titular de la AMIA, Guillermo Borger, y con el de la DAIA Julio Schlloser, quien coincidió con el Gobierno nacional en que el acuerdo "es el único camino" para llegar a la instancia clave de las indagatorias.



Temas