Desbocado, Miguel Del Sel criticó con insultos a Cristina

30 de enero de 2013

El humorista y hombre del PRO llamó a Cristina Fernández "hija de p..." y la acusó de "llevarse todo" y de mentirle a la gente.

El ex candidato a Gobernador por Santa Fe por el PRO se fue de boca y al manifestar sus críticas a la presidente Cristina Fernández, directamente la llamó "vieja ch... hija de p..." cuando era entrevistado por el personaje Jey Mammon.

      Embed

Durante su participación en la obra teatral de Jay Mammon en Carlos Paz, Del Sel aseguró que su mayor enemigo "es el oficialismo, el Gobierno nacional, Cristina (Fernández) y (el senador) Aníbal (Fernández)".

"Estos chicos que se están llevando todo y cuando hacen su primer vuelo en avión ven desde arriba todo lo que se pueden llevar", afirmó el humorista.

En ese contexto, el ex Midachi contó que durante su "comedia" cuenta un chiste en el que jugaba a la sopa de letras con su hijo, quien le estampaba en la cara la frase 'vieja ch.. hija de p...', a lo que lanzó: "Ella podría comerse varias sopas... de letras", al referirse a la mandataria.

A su vez, consideró que ni le mandaría una carta a la Presidente con sus críticas, ni se tomaría un café porque si no "le diría de todo".

"No la quiero, si no tienen nada que ver y no pueden ocultar nada que muestren y que cuenten cómo lo hicieron, si te la ganás (la plata) por derecha, cuando lo podés demostrar caminás tranquilo", agregó el macrista.

Desde el kirchnerismo, el jefe del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi reclamó la inmediata rectificación del actor.

"Debería inmediatamente rectificarse, sus palabras fueron de la más absoluta falta de respeto a la Presidente, nadie le pide que deje de lado sus críticas pero puede hacerlas en el marco del respeto sin insultar a nadie, aunque Del Sel no la haya votado, Cristina es la presidenta de los 40 millones de argentinos", aseveró.

Rossi agregó que "Del Sel no hizo un chiste ni una crítica, sus dichos provocan indignación y son absolutamente repudiables, no sólo agredió a la Presidenta, agredió a todas las mujeres argentinas".

"Una vez más demuestra que, detrás de un ropaje "buena onda", en realidad se esconde una personalidad agresiva, machista, antidemocrática, que no es capaz de expresar una crítica sin recurrir a este tipo de violencia", concluyó el legislador.