La COPAL define posición frente al congelamiento de precios

13 de febrero de 2013

Los industriales de la alimentación ya habían adelantado que no estaban de acuerdo con la medida instrumentada por el gobierno con algunas entidades empresarias de la comercialización.

Los industriales de la alimentación nucleados en la Coordinadora de Productores de Alimentos (COPAL) fijarán este martes su posición frente al congelamiento de precios instrumentado por el gobierno con algunas entidades empresarias de la comercialización.

Los industriales de la alimentación anticiparon que no están de acuerdo con el congelamiento de precios debido a que consideran que hay insumos que están aumentando y que impactan directamente en los costos de la producción.

Al mismo tiempo sostienen que "las próximas negociaciones paritarias van a generar un fuerte impacto en la producción de alimentos y bebidas y que no será posible poder absorberla sin trasladarla a los precios".

El presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, consideró que el "congelamiento es un acuerdo entre supermercados, por lo que hay que ver cómo se manejarán con sus proveedores".

"Hay que ver qué tipo de productos y que tipo de acuerdo hacen con las empresas productoras", manifestó Funes de Rioja.
 
Hasta ahora, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, no llamó a los industriales de alimentación para cerrar un acuerdo de precios, algo que desde el sector empresario consideran poco viable.

"Nosotros tenemos costos que son muy disímiles y que impactan de manera diferente ya sea una compañía de alimentos elaborados y una empresa de bebidas", explicó a DYN un directivo de la cámara.

En tanto, las críticas al sistema de congelamiento de precios continuaron hoy con el rechazo por parte de la Cámara de Comercio pampeana que calificó la medida impulsada por el gobierno nacional como un nuevo "Rodrigazo".

El presidente de la entidad local, Jorge Ortíz Echagüe, se expresó también en contra de los asuetos denominados "no tradicionales", y dijo que "esta medida perjudica al comercio".

En febrero, con los feriados de carnaval y el del 20 de febrero, sólo habrá 19 días hábiles, y en ese sentido Ortiz Echagüe dijo que "eso perjudica las ventas de los comerciantes, porque muchos pampeanos viajan a pasear fuera de la Provincia".

Hasta el momento, el gobierno firmó acuerdos con cadenas de supermercados, los supermercados chinos, cadenas de electrodomésticos y de artículos de librería y papelería.

La principal objeción que plantean los empresarios es que los aumentos de insumos continúán y que inexorablmente tendrán que ser trasladados a la cadena comercial.

Temas