-

Optimismo en mercados por el pedido de la justicia de EE.UU.

01 de marzo de 2013

Distintos operadores coincidieron que la Corte de Apelaciones de Nueva York está buscando resolver este conflicto sin llegar a una sentencia extrema. Economistas dicen que el país tiene una nueva chance.

El especialista explicó a minutouno.com que "esto podría afectar de forma positiva al riesgo país que venía subiendo fuerte y también a los riesgos por default que también se dispararon en los últimos dos días, en tanto esto significa en concreto que podrían considerar seriamente la propuesta argentina presentada en la audiencia del miércoles pasado",explico el especialista.

A su vez, Morelli destacó que apenas se supo la noticia "los cupones y los bonos en dólares revirtieron la tendencia a la baja con la que abrieron la jornada y empezaron a subir fuerte, sobre todo el cupón PBI en dólares ley nacional New York", advirtió.

Entre los títulos públicos, uno de los más golpeados ayer por la repercusión de la audiencia en el juicio de los fondos buitre, el Global 2017, subió 5%. Debido a que está emitido bajo ley neoyorkina, los inversores temían que su pago esté supeditado al resultado del litigio.

Además, el Discount en dólares avanzó 2,3% y el Boden 2015 1,5%. Los cupones del PBI en pesos ascendieron hasta 1,5%. También se recuperó el Par en pesos 9,5%, aunque los analistas desestiman que el alza de este bono sea representativa.

"Que la Corte de Apelaciones pida a la Argentina una alternativa de pago implicaría que habría una disposición por parte de la justicia norteamericana a resolver este conflicto sin llegar a dar una sentencia extrema. No implica que van a fallar a favor de Argentina pero sí buscar una salida moderada", resaltó el consultor de Rava.

Y añadió: "en principio el mercado está tomando la noticia muy positivamente, en esta última hora el mercado de deuda soberana está repuntando y con un volumen nada despreciable".

Comentó que "si el mercado mantiene una buena perspectiva ante esta noticia, debería disminuir la presión sobre la deuda soberana, en tanto el riesgo de default a cinco años caiga y se estabilice el riesgo país que estuvo subiendo en los últimos días".

Por su parte, el consultor financiero Héctor Cosentino consideró, en diálogo con minutouno.com que la solicitud de la Corte neoyorkina es una "nueva oportunidad" para que la Argentina "cambie su postura de no pagar nada" a los fondos buitres.

"Argentina debería presentar la propuesta de pagarle el 30% del valor nominal de los títulos en default, como hizo con los bonistas que ingresaron a los canjes de 2005 y 2010. Tendría que pagar 390 millones de dólares, equivalente al 30% de los US$1.330 millones. Eso dejaría a todos en igualdad de condiciones", evaluó Cosentino.

El economista dijo que los fondos buitres podrían aceptar esa quita del 70% porque, aún con esa rebaja, "siguen ganando dinero", considerando que para la compra de esos títulos invirtieron menos de 50 millones.

La Argentina, siguió el especialista, podría pagarle a esos fondos "no con dólares en efectivo, sino con otros títulos nominados en ley extranjera".

Sobre la posible propuesta de cambiar de plaza para el pago a los bonistas para evitar el embargo de los fondos buitres en New York, el consultor dijo que "es imposible" porque "podrían embargarnos en cualquier parte del mundo, como pasó con la casa de San Martín en Francia. 

El emplazamiento de la Corte de Nueva York a la Argentina, para que presente un plan de pagos a los holdouts antes del 29 de marzo, también fue calificado por los economistas como un paso más dentro del juicio que enfrenta el país que brinda una chance más para un acuerdo.

Así lo indicaron en declaraciones a DyN el ex director del Hemisferio Occidental del FMI Claudio Loser, el ex titular del Banco Central Martín Redrado, el ex ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, y la economista Marina Dal Poggetto.

Loser señaló que "si la Corte le dice a la Argentina que presente un plan de pagos quiere decir que es positivo, porque entiende que tiene intención de pagar y le pide que presente algo aceptable".

"Es un elemento constructivo desde el punto de vista de la Argentina. Lo que hay que ver es cómo se propone solucionar", señaló el ex funcionario del Fondo.

Loser dijo que "los analistas financieros tienen muchas formas de presentar lo mismo" de manera tal de que formalmente se cumpla con la premisa del gobierno argentino de no hacer ofertas que mejoren las condiciones de los bonistas que ingresaron al canje del 2005 y el 2010.

Por su lado, Redrado indicó que el emplazamiento de la Corte de Apelaciones de Nueva York es una "oportunidad para reabrir el canje pero sin otorgarle ventajas a los fondos buitre".

"La propuesta tiene que ser comenzar a pagar intereses desde el momento en que tomen la opción. Es una oportunidad, aunque puede ocurrir que no la acepten", señaló.

El ex titular del BCRA consideró que "se invirtió la carga de la prueba de que la Argentina no tenía voluntad de pagar", aunque recordó que en un momento de la disputa el país dijo que no le iba a abonar nada a los holdouts.

Por su lado, Remes Lenicov dijo que "en principio parece que tal como venía el proceso, habida cuenta que nuestro país había dicho que se mantenía en su posición, esto tiene su lógica".

"Los jueces piden precisiones sobre el pago para poder finiquitar el juicio. Los jueces primero se habían quedado con la posición de máxima que no íbamos a pagar nada, y ahora tenemos que ir con la racional", agregó.

Dal Poggetto recalcó que durante la jornada "los mercados mejoraron un poco porque se pensaba que era inminente un default y ahora se amplió el plazo".

"Esto nos da aire. En diciembre la posición de Argentina era nada y ahora es las mismas condiciones que los otros bonistas. Algunos apuestan al default técnico", añadió.

María Victoria Dentice y Mariana Leiva.











Temas