Crece el temor en las tribus africanas por el robo de penes

18 de marzo de 2013

Una antropóloga investigó esta tendencia en África Central, donde muchos habitantes lo relacionaban con las prácticas de magia negra.

Una antropóloga fue a África Central a investigar el crecimiento de una tendencia que le llamó la atención: el robo de penes. Esto comenzó como un rumor relacionado a la magia negra y, finalmente, terminó dándose cuenta que se trata de un mercado notable.

Louisa Lombard llegó a una villa llamada Tiringoulou donde le aseguraron que un mago había llegado y, cuando le dio la mano a dos hombres, sus penes se encogieron y fueron extraídos.

La experta se encargó de reconstruir la historia y llegó a la conclusión que existía un mercado de tráfico de miembros masculinos. Un hombre que entrevistó la antropóloga aseguró que supo de una mujer que había sido detenida en un aeropuerto de Europa cuando le encontraron varios penes mutilados en la valija.

Uno de los hombres que sufrió este ataque le explicó que el robo de penes es parte de la cadena lucrativa de tráfico de órganos que tiene lugar en toda África. Este mercado de tráfico también incluye el del cuero cabelludo, entre otros.

Temas