Los pochoclos explican la mitad de la facturación de los cines

23 de abril de 2013

También los snacks y las gaseosas ayudan a emparejar las arcas de una temporada en la que se registraron, sólo en el primer bimestre, 160.000 espectadores menos en las salas argentinas.

La venta de pochoclos, diferentes snacks y gaseosas ya explican casi la mitad de la facturación de las cadenas de cine en la Argentina. La caída de espectadores, que en el primer bimestre del año fue de 160.000 espectadores respecto al mismo período de 2012,  impacta en dos frentes: las boleterías y los lugares que realizan el expendio gastronómico.

Se calcula que en un buen mes como julio, en plenas vacaciones de invierno, las cajas registradoras de los quioscos que están dentro de los cines facturan una cifra superior a los $100 millones.

Incluso, las mayores ganancias para las cadenas provienen de las ventas de comestibles (además del pochoclo, pizza, nachos, caramelos y chocolates) y no del despacho de tickets, según publica BAE.

Por esa razón, las diferentes empresas renuevan estrategias para alentar el consumo de alimentos dentro de las salas mientras se proyecta la película y apelan a lanzar diferentes combos.

En la actualidad, un menú que incluye nachos y un gaseosa tiene un valor de 42 pesos. Un balde de pochoclos con dos gaseosas 68 pesos, mientras que tomar un vaso de bebida tiene un valor de 20 pesos.

Cae el negocio por ausencia de estrenos

Después de un primer bimestre preocupante, el negocio local del cine intenta recuperarse para equiparar la cantidad de espectadores registrados el último año. No obstante, la meta no parece fácil de conseguir, ya que los 46 millones de personas del 2012 marcaron un récord que no se obtenía desde hacía 29 años.

En lo que va del año los cines argentinos recibieron a 11,8 millones de personas contra las más de 12 millones que habían pagado su entrada en el mismo período del año pasado, informa el sitio especializado Ultracine.

Sin embargo, las cadenas que operan en el país confían en que la tendencia comience a revertirse a partir del próximo jueves con la irrupción de un verdadero tanque producido por los estudios Marvel: Iron Man 3.

Lo cierto es que el que pasó fue el peor fin de semana del año –del jueves 18 al domingo 21– en cuanto a cantidad de espectadores con 367.535 entradas vendidas.

Según el sitio cinesargentinos, la marcha del jueves último fue un factor clave para explicar la merma de público.

Por estos días, Iron Man tendrá la posibilidad de revertir la tendencia negativa en las 300 salas en las que estará disponible en todo el país. Luego se sumarán otras películas de peso como Hombre de acero (Superman), Rápido y furioso 6, Monsters University y Mi villano favorito 2

Justamente este período, que dura hasta la finalización de las vacaciones de invierno es considerado clave por los empresarios del sector para terminar de delinear cómo evolucionará el negocio durante 2013.

Si bien la falta de estrenos de peso sirve para explicar gran parte de las razones de la baja de espectadores también hay otras variables que no hay que dejar a un lado, como el incremento del valor de las entradas, que el último año se ubicaron en un promedio de 28 pesos y la suba de los combos que incluyen pochoclo y gaseosa

Además, la mayor cantidad de feriados que hubo este año también han tenido un impacto relativo para explicar la baja de clientes.

Lo que sí ha subido en lo que va del año es la recaudación. Por las subas en el valor de las entradas y servicios, las cadenas tuvieron una facturación cercana a los $391 millones en lo que va del año, contra los $315 millones del mismo período del año pasado.

Temas