-

-

-

-

Economistas, "preocupados" por la suba del dólar "negro"

25 de abril de 2013

Los especialistas creen que, pese a ser un mercado chico, una suba sostenida puede alentar expectativas inflacionarias. Destacan la necesidad de regularlo.

Los especialistas consideran que la suba del dólar en el mercado  "negro" es "preocupante", aunque puede también ser transitoria y manejable. Y creen que la intervención del Gobierno puede ser decisiva para bajar expectativas y sostenerlo en un nivel más bajo al actual.

El ex viceministro de Economía, Miguel Kiguel, explicó a minutouno.com que "el blue es un dólar que está reflejando el temor de gente que está desorientada por algunas medidas. Es un dólar parecido al de $3,80 o $4 del 2002. Refleja una situación financiera complicada, pero que no responden a grandes problemas macro".

Para el economista, "el mercado paralelo es chico, pero eso no quiere decir que no sea relevante para la economía, porque lo es para tomar decisiones de inversión, de exportaciones, importaciones, y en definitiva está mostrando que algo está mal. Aunque lo que se negocia en el paralelo debe ser menos del 10% del mercado oficial, desde el punto de vista de impacto en la gente es malo que suba así, porque estamos ante un escenario de una variable que tomó vida propia. En Economía existen las burbujas financieras, que no se pueden explicar, pero que pueden durar mucho tiempo y si el BCRA no toma medidas respecto a la tasa se corre el riesgo de profundizar la tendencia alcista", Kiguel.

En tanto, para Pablo Mareso, asesor financiero y economista, "el recorrido del dólar paralelo aún no repercute en los precios internos, pero puede impactar en incremento de costos de  productos muy dependientes de insumos importados. Lo más peligroso que trae esta brecha entre el oficial y el paralelo es que los empresarios vean que es más rentable entrar al dólar que invertir. Es un mercado chico, pero hay que prestarle atención. Estoy seguro que el Gobierno tienen en cuenta el tema para no generar expectativas respecto a un dólar que siga subiendo".

En tanto, Cesar De Lucchi, economista del CEFID-AR, le explicó  a este medio que "la suba de estos días se deben en mayor medida a las liquidaciones de soja y la propia recompra de los que liquidan esos dólares. Pero no hay un cambio estructural, porque hay un mercado oficial restringido. No es tan relevante pero si es preocupante si la brecha sigue aumentando, aunque no creo que se vaya a disparar, seguramente la semana que viene se estabiliza. Pero sería más interesante resolver el mercado paralelo. El desdoblamiento cambiario existe de hecho y sería bueno oficializarlo, ir a un esquema con dos tipos de cambio regulados por el BCRA, porque un dólar turista regulado puede frenar expectativas de devaluación. Hay varios agentes operando y no todos con los mismos objetivos, es difícil un mismo precio del dólar para operadores que tienen distintos fines, que van desde el comercio exterior al turismo".

"El Gobierno busca comprar dólares baratos porque necesita recursos para gastar en otras cosas, y por otro lado ata el valor del dólar a la inflación. El problema es que lo que se devalúa no es el dólar, sino el peso que sí lo maneja el Banco Central de la República Argentina. El valor del peso argentino es de un octavo del precio del dólar y para salir de esa brecha hay que reconocer la realidad", dijo el economista Aldo Abram, director de la Fundación Libertad y Progreso, en declaraciones radiales.

El ex presidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, explicó que la suba del dólar "no tiene ningún secreto: cuando a una persona le sobran pesos, con una inflación entorno al 25%, con tasa de interés de los bancos que 12 o 14 % anual y cuando advierte que el dólar no para de subir desde hace más de un año, busca comprar esa divisa".

"Hay un exceso de pesos por la emisión del Banco Central, que nadie quiere, y faltan dólares, que todos quieren. Es muy simple: la ley de oferta y demanda", señaló el economista. Y disparó: "9,20 pesos por dólar es un precio del temor".

Temas