Empleados: prefieren una felicitación a una suba salarial

27 de abril de 2013

Un informe privado resalta que, al ser destacado entre sus pares, el trabajador aumenta su autoestima y mejora la productividad laboral. "La gente pide plata porque no se anima a reclamar amor", aseguran los especialistas en RR.HH.

Casi el 80 por ciento de los empleados se esforzaría más en sus puestos de trabajo si fuera reconocidos por su jefe, mientras que el 50% cambiaría de trabajo por otro con mejores reconomientos en caso que tuviera la oportunidad, según un informe privado.

"Al destacarse entre sus pares, el trabajador aumenta la autoestima y mejora la productividad laboral", destaca un estudio realizado por GoIntegro, la plataforma social para Recursos Humanos líder en Latinoamérica.

Y agrega: "Hoy los empleadores prefieren una felicitación en público por parte de un superior a un aumento de sueldo".

De acuerdo a este estudio, "los empleados comprometidos son más leales y están dispuestos a recomendar sus trabajos a otras personas; se apasionan por alcanzar los objetivos de la compañía y son mucho más productivos".

El CEO de GoIntegro, Germán Dyzenchauz, aseguró que "no reconocer a los empleados genera en ellos disconformidad y desmotivación. Es importantísimo destacar la labor  de quien se esfuerza por llevar a cabo un trabajo exitoso, alcanzar los objetivos y hacer un esfuerzo extra. El reconocimiento en el trabajo permite que el empleado saque sus ideas más creativas".

La directora de Capacitar, consultora en Recursos Humanos, Lina De Giglio, explicó que "lo llamativo es que si lleváramos un micrófono a una empresa, seguramente todos se quejarían de sus salarios. Pero en las encuestas escritas, este tema no ocupa los primeros puestos en la lista de disconformidad. La gente pide plata porque no se anima a reclamar amor".

Para Dyzenchauz, "los reconocimientos y beneficios son claves. Un trabajador no sólo evalúa hoy su salario o qué medicina prepaga le ofrece la compañía, evalúa también qué calidad de vida y qué  ofrece la compañía luego de su jornada laboral".

Según GoIntegro, las problemáticas de los empleados bajo dependencia suelen ser siempre las mismas: comunicación insuficiente, cuando los pedidos no son claros y no hay un espacio de confianza para intercambiar dudas y opiniones; escaso liderazgo, cuando los jefes no saben guiar al equipo de trabajo y no reparten con criterio las tareas; falta de sentido de pertenencia, cuando los colaboradores desconocen los objetivos de la empresa y para qué sirve su labor; y falta de visión de futuro, cuando se permanece en un puesto únicamente por razones económicas sin visualizar un desarrollo personal y profesional dentro de la compañía.

Temas