Asaltan y amenazan a juez que habló de la muerte del testigo

02 de mayo de 2013

Se trata del magistrado Alfredo Drocchi, quien afirma que hay "connivencia entre un sector de la Bonaerense y la Justicia" para que no se resuelva el caso de la adolescente asesinada en 2011.

El juez en lo criminal de La Matanza Alfredo Drocchi fue asaltado cuando llegaba a su casa en el partido bonaerense de Morón por dos delincuentes armados que lo golpearon y también lo amenazaron, según relató la propia víctima.

"No hablés más, callate la boca. La próxima te matamos", recordó Drocchi que le dijo uno de los ladrones antes de escapar, lo que el juez consideró que estaba relacionado con sus opiniones sobre la "connivencia entre un sector de la policía (bonaerense) y la Justicia" para que no se resuelva el caso Candela.

El hecho ocurrió el martes, alrededor de las 22, cuando el juez, presidente del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Matanza,  llegaba en el auto de un amigo a su casa ubicada en el centro de la localidad de Morón, en el oeste del conurbano bonaerense.

"Volvía del programa de Mauro Viale, estamos llegando a mi casa y ni bien estacionamos dos tipos bajan de un Volkswagen Gol Trend verde con un arma en la mano cada uno", recordó Drocchi, y
agregó que "se pusieron uno en cada una de las ventanillas" y los amenazaron con dispararles.

El juez dijo que los ladrones hicieron "bajar primero" a su amigo, mientras que a él lo dejaron sentado en el asiento del acompañante.

Luego, uno de los delincuentes le ordenó a los gritos que le diera el dinero y objetos de valor que llevaba encima, le pegó "un  culatazo en la cabeza" y hasta lo forzó a darle su anillo de
casamiento.

Antes de regresar al Gol Trend en el que habían llegado, el agresor lo amenazó con matarlo "si seguía hablando", lo que Drocchi asoció de inmediato a sus declaraciones mediáticas sobre la muerte de Roberto Aníbal, el testigo de identidad reservada del caso Candela, ocurrida el 24 de abril último tras una explosión en su casa.

"Yo digo que esa muerte fue un atentado", manifestó el juez, y agregó que, en su opinión, el caso por la muerte de la niña Candela Rodríguez no se resolvió "por la connivencia entre un
sector de la policía y del poder judicial que son resabios de la
dictadura".

El juez relató también que un vecino de su cuadra le informó que "una hora antes había dos hombres en moto haciendo inteligencia" cerca de su casa, por lo que descartó totalmente que  se haya tratado de un hecho "al voleo".

En tanto, Drocchi dijo que antes de que se escaparan alcanzó a tomar el número de patente del Gol Trend en el que se movilizaban los delincuentes y que, según le informaron fuentes de la
investigación, tenía pedido de secuestro luego de haber sido robado el 27 de abril a tan sólo una cuadra de su domicilio.

Interviene en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Morón.

Temas