Se cumple el cuarto día de paro de micros y se profundiza la crisis

05 de mayo de 2013

Aunque el Gobierno instó a levantar la medida de fuerza, la UTA confirmó que la huelga "no se levanta" hasta no tener una respuesta favorable al pedido de un aumento salarial del 23%.

El secretario general de la UTA, Roberto Fernández, aseguró que "la parte empresaria desconoce la resolución" que adoptó la secretaría de Transporte y la secretaría de Trabajo. "La resolución es incoherente. La parte empresaria desconoce la resolución, dice que si no arregla no nos pueden dar el aumento", declaró.

De esta manera, el gremialista se refirió a la resolución que tomaron de manera conjunta los Ministerios de Trabajo y del Interior y Transporte en la que establece "un aumento del 23 por ciento a partir del primero de abril y hasta el 31 de diciembre en los salarios de los trabajadores de transporte con carácter remunerativo".

Asimismo, se mostró abierto a la posibilidad de entablar un diálogo con el objetivo de solucionar el conflicto que comenzó el miércoles pasado. "Estamos abiertos a sentarnos a discutir, pero no nos llama nadie. Hace cuatro meses que estamos discutiendo y no encontramos la solución", señaló.

"El paro no se levanta. Ahora intiman al gremio para que levante la medida, pero el paro no se levanta. Queremos resolver el asunto pero sólo recibimos chicanas desde Trabajo y Transporte. quieren ensuciar la cancha", resumió.

Por su parte, el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sostuvo que desde su cartera no se van a dejar extorsionar por los subsidios y que si no se levanta al paro van a haber sanciones contra las empresas a las que se va a acusar de llevar adelante un "lock out patronal".

"No va a haber subsidios para las empresas de larga distancia. Es una política de Gobierno", ratificó el ministro.


Temas